28 nov. 2018

Reseña Perverso seductor mentiroso





Título: Perverso seductor mentiroso (Wild Seasons 4)
Autora: Christina Lauren
Editorial: Vergara






Sinopsis

¿Has oído alguna vez eso de que es mejor no salir con el ex de una amiga? Si lo haces, lo más probable es que te quedes sin amiga y sin novio a la vez. Pero ¿cómo controlar la pasión que sienten London y Luke? Cada uno a su manera, estaba feliz con su vida tranquila y sin compromiso, London surfeando y saliendo de copas con sus amigas, Luke alejado de cualquier relación seria.
Pero después de la fantástica noche que han compartido, ¡qué difícil es seguir adelante sin plantearse lo bien que podrían estar juntos!

Opinión personal

Cuarta y última entrega de la serie Wild Seasons, escrita por las autoras Christina Lauren. En esta ocasión, nos adentran en la relación de Luke y London, dos personajes intensos, enigmáticos, con un gran carisma y especiales, importantes de formas distintas en la vida y pasado del resto de protagonistas de la serie.

London no quiere complicaciones. Vive la vida sin preocupaciones, surfea cada día y trabaja como camarera en el bar de Fred. No quiere pensar en cambios drásticos como dedicarse a lo que realmente le gusta, y mucho menos en relaciones. Digamos que se resiste a adentrarse  de cabeza en la vida adulta. Una noche cualquiera en el trabajo conoce a un chico que con solo una mirada consigue que le tiemblen las rodillas. ¿Cómo resistirse cuando la atracción y la tensión sexual se adueñan de todo el espacio? ¿Y si además él es el exnovio de una de tus recién estrenadas amigas? Luke no es el mismo desde que ocurrió el accidente de mía. El suelo desapareció bajo sus pies y sufrió lo indecible. El dolor ocupó cada una de las facetas de su vida y el Luke de siempre desapareció. Ha pretendido olvidar en los brazos de chicas que no le completan y no está interesado en romper esa dinámica. No necesita nada más ni visualiza algo mejor en el horizonte. Hasta que conoce a London y todo cambia.

Ambos se embarcan en algo tan brusco como intenso, quizá para lo que ninguno está preparado. Esa química, esa tensión sexual que se desprende cuando están juntos es brutal. Parece que llega hasta ti y se mete en tu interior. Deben poner en una balanza sus prioridades, aclararse las ideas y ver qué es lo que desean y hasta dónde están dispuestos a llegar. London tiene que empezar a pensar más en sí misma y dejar de hacer las cosas por lo que opinen los demás. No quiere perder a sus amigas, esas que le ha costado tanto encontrar y, para ello, está dispuesta a sacrificar lo que siente y parte de sí misma para no decepcionar, aunque se sienta un fraude. Evoluciona de forma exponencial a lo largo de los capítulos. Crece, se atreve a tomar decisiones que pueden cambiarlo todo, se arriesgan, lucha, confía y se siente realizada y más segura consigo misma. Luke se deja llevar, guiándose por sus impulsos y emociones, no quiere pensar. Intenta sacar a London de su cascarón, sin ser consciente de que él se libera al mismo tiempo. Se libra de los lastres del pasado y se convence, al fin, de que puede volver a ser feliz, que lo merece.

Os vais a encontrar una gran historia con una trama ágil, rápida y adictiva, y una narración fluida y exquisita. Los personajes están magníficamente construidos y la conexión entre los protagonistas es explosiva, con interacciones más sensuales y diálogos mordaces, divertidos y espontáneos entre ambos. Las escenas eróticas están contadas con tacto y mimo, con el sello inconfundible de la pluma de las autoras.

Esta novela supone el broche de oro perfecto a una serie de libros espectacular. ¡Felicidades!

Puntuación: 4.5/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

** Encontrarás la reseña de la primera parte de la serie, aquí; la de la segunda, aquí; y la de la tercera, aquí.


26 nov. 2018

Reseña Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí

Autora: Cristina Prada
Editorial: Zafiro







Sinopsis

¿Recuerdas cuando eras adolescente y tratabas de ir a la moda, con tu carpeta forrada de fotos de tu grupo favorito y cantando sus canciones hasta quedarte afónica? ¿Recuerdas que pensabas que era imposible que hubiera alguien más guapo que ellos?
Ava Collins era como tú. Pero han pasado quince años desde entonces. Ya no hay pósters en las paredes de su casa y, aunque la han decepcionado sentimentalmente, sigue luchando por ser como quiere ser. El 22 de mayo decide cruzar el Eurotúnel en el destartalado Rover de su amiga Emmet para ir a un concierto de los No Regrets, y su vida cambiará para siempre.
Ava entenderá lo que es querer de verdad, a pesar de lo complicado y maravilloso que puede ser, y todo lo que el amor puede hacerte crecer. La ciudad de Londres será testigo de cada beso, de cada lágrima, de cada gemido. La música y el amor. Todos tus sueños al alcance de tu mano, todo lo que deseaste en tu habitación cuando tenías quince años mientras escuchabas tu canción favorita.
Bienvenida al lugar donde viven los reyes del pop. Bienvenida al lugar en el que todos tus sueños pueden hacerse realidad.

Opinión personal

Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí es una historia intensa, tierna  e íntima cuando la situación lo requiere, pero también pasional, sexi, adictiva y tremendamente romántica. Una novela en la que se ponen de manifiesto la lealtad, la amistad más sincera y las ganas de atreverse a sentir de verdad. Supone hacer un viaje introspectivo y de autodescubrimiento, para conocerse a uno mismo y ser consecuente con lo que somos y lo que queremos ser. Una aventura en la que encontrar tu lugar en el mundo lo es todo.

Cristina Prada nos presenta a Ava y al grupo musical pop rock No Regrets en el momento crucial en que necesitaban encontrarse aun sin saberlo. Ava Collins es divertida, sincera, amable y tiene un trabajo que le gusta. Vive un mal momento por una ruptura sentimental que espera digerir pronto y que le ha hecho sentirse insegura y perdida durante un tiempo. Su mejor amiga, Emmet, con deseos de animarla, le propone un plan irrechazable: ver en concierto a su grupo favorito de la adolescencia. No imagina que ese evento, ese día, sumado a diversas casualidades, marcará un antes y un después en su existencia a todos los niveles.

No Regrets. Dos palabras que enloquecen a legiones de fans. El grupo más aclamado desde los Beatles hace tiempo que dejó su huella en el firmamento de la música. Pero, detrás de lo que todos ven, se esconden cuatro hombres que guardan demasiado en su interior: dolor, oscuridad, apatía, optimismo, fuerza, luz, alegría, temor, dudas… Connor, Oliver, William y Tyler. Cuatro puntos cardinales tan opuestos pero imprescindibles para funcionar en conjunto. Cada uno necesario en la vida del otro, con luces y sombras que el resto de personajes de la historia intentarán desentrañar y descubrir.

A medida que nos zambullimos en la lectura empatizamos más con la protagonista. Ava se siente en las nubes al poder cumplir su sueño adolescente, pero pasa el tiempo y todo cambia. Las personas que le rodean ya no son únicamente estrellas de la música y staff para ella. Se convierte en algo más grande, más fuerte y que la llena por completo. Crece, madura y tiene más ganas que nunca de seguir adelante siendo ella misma, por y para ella, para nadie más. Se deja llevar y se atreve a sentir a manos llenas sin guardarse ni reservarse nada. Hay obstáculos, varios. El destino se empeña una y otra vez en hacerla elegir. Decidir entre las dos caras, quizá, de una misma moneda. Decantarse entre el camino fácil, lo que se espera, lo que no duele, y el otro, ese que te hace sentir viva, única y especial, que todo brote desde lo más profundo de las entrañas, que lo visceral tome posesión de ti, aunque te amenace constantemente con estamparte contra el suelo. En definitiva, tocar el cielo con los dedos. Una travesía en la que Ava se siente fuerte y débil a la vez, también perdida, abrumada y exultante. Y es que, a veces, el miedo a perder, a caer, te paraliza de tal forma que puedes llegar a olvidarte de ti y de lo que deseas. Ella se reencontrará con parte de la mujer que se perdió en el camino sin ser consciente de ello, y abrirá las puertas a una joven decidida, segura de sí misma y tenaz que luchará por lo que anhela sin mirar atrás. En este proceso no estará sola. Frankie, Emmet y el resto de protagonistas la acompañarán y le harán ver que lo mejor siempre está por llegar.

Os vais a encontrar con una historia de superación, crecimiento personal, pasiones ocultas, deseos insatisfechos, amores no correspondidos, amistad y hermandad. Una novela atrapante, arrolladora y divertida, desarrollada por la autora con una narración exquisita y directa, una pluma ágil, repleta de matices, y escenas descritas con elegancia y mimo. Los personajes, magníficamente construidos, evolucionan de forma escalonada y progresiva y te convierten en parte de ellos con sus diálogos y ocurrencias disparatadas, pero también sensatas y racionales. Diversas subtramas se entrelazan de forma deliciosa con la trama principal, convirtiéndola en algo más complejo, especial y maravilloso, con un punto de vista más humano. Los sentimientos y emociones dispares toman el mando desde el inicio y te llevan de la mano a dar un paseo por tus recuerdos de adolescencia, acompañados por una selección musical mágica. Enhorabuena, Cristina.

Puntuación: 4.5/5

* Gracias a la autora por el envío del ejemplar.


22 nov. 2018

Reseña Tú tan refugio y yo tan a la deriva





Título: Tú tan refugio y yo tan a la deriva (Sin Mar 5)
Autora: Cherry Chic
Editorial: Autopublicada






Sinopsis

Un día cualquiera Marco Corleone sale de su restaurante, mira al cielo, aspira con fuerza y sonríe. Parece simple, pero hubo un tiempo en que hasta respirar parecía imposible. Sus miedos se han ido extinguiendo a la misma velocidad que en su espalda crecían un par de alas listas para volar y perseguir sueños que parecían inalcanzables. Casi todo es como debe ser. Casi. Porque a veces, aunque no quiera, duele. Todo duele: la vida, los golpes de realidad una vez al mes, los recuerdos y las dudas de lo que pudo ser y no fue. 

Quizá no es una vida perfecta, después de todo, pero es una vida que jamás soñó tener. Ahora solo necesita acabar de cerrar heridas… O abrirlas en canal y dejar que el dolor se enfrente a cada fantasma con la fuerza de quien se ha superado día a día y el miedo de quien tiene demasiado que perder. 


Opinión personal

Desde el primer libro de la serie ‘Sin Mar’, cuando conocí a Marco, estaba deseando leer su historia. Descubrir el pasado de ese chico arisco y rebelde, enfadado con el mundo, que había logrado sobrevivir por sí mismo sin ayuda de nadie. Y por fin he podido disfrutar de esta novela. Es una historia intensa, desgarradora, especial y muy emotiva; el cierre perfecto para las aventuras de esta familia que me ha robado el corazón.

La novela comienza con Marco en su día a día, en casa de su familia, esa familia a la que ha aprendido a adorar y valorar. Cuando irrumpió en la vida de la familia Corleone dispuesto a solucionar todos sus problemas y salir del barrio en el que se había criado, no imaginaba todo lo que vendría después y en qué lograría convertirse con el paso de los años. Por ende, al entrar en dicha familia, lo hizo de cabeza también en la familia León, una familia caótica y maravillosa que lo acogió como a uno más. Digamos que él ahora mismo es feliz, aunque no está completo. Hay un tema tabú sobre el que se niega a hablar: él y la chica a la que se aferró como un salvavidas para sobrevivir a unas circunstancias para las que nadie se siente ni debe estar preparado. Cada uno se convirtió en el ancla del otro, pero ella se marchó y le abandonó. Marco aprenderá que, aunque intentemos enterrar el pasado, éste siempre vuelve y, cuando lo hace, todo estalla alrededor...

Durante la novela, contada desde dos puntos de vista diferentes, el de Marco y el de Erin, vamos conociendo presente y pasado por medio de flashbacks que consiguen ponerte la piel de gallina. Te emocionas leyendo lo que sintieron, cuánto sacrificaron y sufrieron, todo lo que perdieron para llegar donde están hoy. Conectaban de una forma inexplicable, lógica a la vez e intensa, cuya química, ternura y chispa logran atravesar el papel.

Erin se fue. Lo hizo por él, para proteger lo que más quería en el mundo y que no desaprovechara lo que tenía delante. Era su prioridad. Ganó poco en beneficio a todo lo que perdió, pero no se arrepiente ni un ápice. El destino le ha puesto en bandeja la oportunidad de volver a sus orígenes y enfrentarse a los fantasmas de su pasado y no piensa echarse atrás. Con su vuelta afloran los recuerdos, pero los sentimientos por Marco son mucho más fuertes. Él, por su parte, se debate entre el odio y el rencor y todo lo que siente todavía por ella y deberá decidir qué pesa más en la balanza.

Ambos aprenderán de nuevo a confiar en el otro, a caerse y levantarse, a enfrentar cada monstruo del pasado de la mano y de frente, juntos, sin dejar que las circunstancias y los traumas de antaño se interpongan. Crecerán más todavía y se arriesgarán demostrándoles a todos que, aunque su infancia fue horrible, lograron salir adelante, rehacerse a sí mismos y están ahora dispuestos a conseguir lo que anhelan. Y no estarán solos. Tienen a su lado una gran familia que les respalda y les abren las puertas no solo de sus vidas sino también de sus corazones sin pedir nada a cambio.

Marco y su historia es un novelón en mayúsculas. Os vais a encontrar una trama bien narrada y desarrollada que te absorbe desde que inicias la lectura. La apatía, el dolor, el rencor y la rabia se entrelazan de forma íntima con el amor más sincero y real, la ternura, la amistad, las promesas rotas, los sueños que están por llegar, el drama y la pasión más desbordante. La autora te lleva en volandas a través de un sinfín de emociones, con una pluma ligera, repleta de matices y sentimiento. Un gran broche de oro a una serie infinita.

Gracias Cherry Chic por este regalo. Ha sido genial y maravilloso reencontrarse con otros personajes de la serie. Estos cuatrillizos y demás familia han logrado hacerse un hueco en nuestros corazones y nuestras vidas para siempre.

Puntuación: 5/5

* Encontrarás las otras reseñas de la serie aquí: Precuela, Sin Mar 1, Sin Mar 2, Sin Mar 3 y Sin Mar 4.


20 nov. 2018

Descubriendo más de... Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí (Cristina Prada)

¡Hola soñadores!

El próximo día 27 de noviembre sale a la venta la nueva novela de Cristina Prada: “Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí”. La autora ha querido contarnos cómo vivió el proceso de escritura y algunos detalles sobre la historia, incluyendo ¡un fragmento inédito! ¿Preparados para conocer a Ava y a los No Regrets?

           ¡No os perdáis esta entrevista tan especial!


      1.      Nueva historia, nueva ciudad, ¿por qué Londres?

     Porque Londres es una ciudad increíble y muy especial. Y para mí lo es aún más si hablamos de música. Este libro significa mucho para mí porque habla de lo que ocurriría si te encontraras frente a frente con el grupo al que seguías incondicionalmente cuando eras una adolescente. La música marcó esa etapa de mi vida, yo fui muuuuuuy fan, así que si quería que todo encajara como un puzle lleno de magia, solo podía ocurrir en una ciudad: Londres.

     2.     Por lo que vemos, en este libro, la música seguirá siendo un elemento fundamental de la trama como en tus anteriores trabajos. ¿Qué vamos a escuchar aquí?

    En un principio pensamos que toda la música debía ser de boy bands, sobre todo las grandes boy bands clásicas: los New Kids On The Block, Take That…, pero después me di cuenta que, siguiendo con el espíritu del libro, tenía que elegir la mejor canción para cada momento, la que hiciera sentir más a las lectoras, independientemente de quien la cantase. Me gusta pensar que el amor mueve el mundo y la música le da el ritmo para hacerlo.

     3.      ¿Cómo es Ava Collins, la protagonista? ¿Nos vamos a sentir identificadas con ella?

    Eso espero jajaja. Ava es como cualquiera de nosotras. Es feliz con su vida aunque no siempre haya tenido suerte. Se ha equivocado, la han decepcionado, pero ha salido adelante. No es rica, ni especialmente guapa, ni la persona más inteligente del planeta, pero a la hora de la verdad, se entrega con todo lo que es y al final eso es lo que hacemos todas, ¿no? Cuando nos enamoramos, lo damos todo.

     4.     ¿Quiénes son los No Regrets? ¿Cambiarán mucho la vida de Ava cuando entren en ella?

    Son el grupo de moda. Llevan más de diez años siendo los reyes del pop con un éxito tras otro y enamorando a legiones de fans. Para Ava eran su grupo de adolescencia, pero después se convertirán en mucho más: en amigos de los buenos, en el amor de su vida, en su ángel de la guarda. Revolucionan la vida de Ava para bien y para mal y, sobre todo, la hacen crecer como persona. Aunque también es justo decir que ella pone patas arriba el mundo de los No Regrets.

     5.   ¿Qué emociones y sensaciones esperas despertar en el lector que se anime a conocerles?

     Quiero que se sientan identificadas porque ¿quién no estaba enamorada de un cantante o un grupo o un actor cuando tenía quince años? Me gustaría que este libro fuera un viaje para cada lectora desde su yo de quince años hasta este momento, cómo todo ha cambiado o quizás no, cuántos sueños se han cumplido o, a lo mejor, reconciliarse con la chica que fue. Para mí, escribirlo, ha sido todo eso y, por supuesto, enamorarme de nuevo y creer en el amor con más fuerza que nunca.

     6.   ¿Hay diferencias en Todas las malditas veces que la tuve debajo de mí con respecto al resto de tus historias?

      Creo que sí. No puedo explicarlo porque sería como hacer un spoiler terriblemente grande jajaja, pero estoy segura de que van a encontrarse con algo diferente a lo que suelo ofrecer, aunque me gustaría pensar que sin perder mi esencia. Es como otra cara de mí y espero que les guste. ¡Por Dios, qué nervios!

    7.           ¿Cómo ha sido tu experiencia escribiendo esta novela? ¿Has vuelto a tu adolescencia?

     Sí, ¡y lo he pasado de cine! He escuchado canciones que hacía muchísimo que no escuchaba, he visto los videos que veía hasta la saciedad en la tele de mi habitación e incluso me he recordado a mí misma levantándome temprano los sábados por la mañana para ver Del 40 al 1 con Fernandisco (Santo Cielo, qué vieja soy jajaja) en la televisión. Es lo que te decía antes, ha sido un bonito viaje y un reencuentro con mi yo adolescente.

      8.     ¿Nos puedes deleitar con algún fragmento inédito del libro?

     ¡Claro que sí!


     CONTIENE SPOILER

Abro la boca dispuesta a seguir indagando, pero un estruendo, un ruido fortísimo, como el de un portazo o algo parecido, nos distrae a las dos. Apenas un segundo después, por el mismo extremo del pasillo por el que ha llegado Frankie, aparece William Hamilton, increíblemente cabreado, seguido de Connor Bay y un hombre de seguridad. Estoy tan alucinada que tardo un segundo de más en comprender que... ¡son ellos!, ¡y los tengo a un puñado de metros de distancia!
Mi sonrisa se ensancha, pero la expresión me dura poco cuando William Hamilton atraviesa el corredor flechado hacia una de las puertas, la abre sin ninguna delicadeza y entra como un ciclón. Tras él, lo hace el hombre de seguridad, mientras que Connor Bay se queda a unos pasos de la puerta, con las manos en las caderas y la mirada centrada en lo que quiera que esté pasando en esa habitación. Sin lugar a dudas, es uno de los hombres más guapos que he visto de cerca (¡de cerca!), pero ahora mismo parece pensativo y, sobre todo, muy preocupado.
Una discusión en toda regla se oye en la habitación. Una de las voces es la de William; la otra no consigo distinguirla, aunque me resulta muy familiar.
En mitad de los malhumorados gritos, una chica muy delgada y muy guapa sale escoltada por el miembro de seguridad, con los zapatos en la mano y poniéndose un jersey de punto blanco.
—Lo siento —se disculpa ruborizada, aunque con una sonrisa enorme al reparar en Connor Bay.
Él asiente y se obliga a fingir una sonrisa de puro trámite, dejando de mirar la puerta para mirarla a ella un único segundo, mientras que ésta sigue contemplándolo embobada hasta abandonar el pasillo guiada por el otro hombre.
Frunzo el ceño. Parecía una mujer muy joven.
Frankie parece analizar la situación al mismo tiempo que yo y, al llegar a una idéntica conclusión, me observa preocupada, pero no por la chica, por la discusión o por ella misma, sino por mí; imagino que por ser testigo de todo esto, lo que hace que automáticamente lleve mis ojos hasta ella.
—Mmm... —pronuncia sin saber cómo seguir—. ¡Connor! —lo llama cargada de una abrumadora familiaridad.
Eso acaba de dejar claro que no es una fan. Entonces, ¿trabaja para ellos?
—Ahora no estoy de humor, Frankie —contesta sin ni siquiera mirarla.
—Connor —repite ella con insistencia, imprimiéndole a su tono una muy poco sutil urgencia.
Es precisamente esa impaciencia la que lo hace girarse y reparar en nosotras. Al verme, frunce el ceño, confundido.
—Es una fan —le explica Frankie, obligándose a sonreír.
Los dos se miran durante largos segundos, teniendo lo más parecido que he visto en toda mi vida a una conversación telepática, hasta que él sonríe, enseñando esa sonrisa perfecta de anuncio de dentífrico (literalmente, Connor Bay protagonizó una campaña publicitaria de Colgate).
Vuelvo a ponerme nerviosa, aunque no tengo claro que en algún momento haya dejado de estarlo. ¿Qué está pasando aquí?
—Permíteme presentarme —me pide con sus perfectos modales del centro de Londres—. Soy Connor Bay.
—Sé quién eres —no puedo evitar responder, «y mi amiga te está buscando para lanzarte sus bragas». Por fortuna, consigo reservarme esa información.
Él sonríe de nuevo.
—Pues lo justo es que yo sepa cómo te llamas tú, ¿no te parece?
Es amable, y guapo, muy guapo. El pelo castaño, los ojos azules y esos rasgos de locura, como si lo hubieran fabricado con mimo y sonrisas fulmina bragas. Además, es de conocimiento público que es el chico bueno del grupo, el más simpático de los No Regrets con las fans y la prensa, algo así como el hombre perfecto para abuelas, madres e hijas.
A pesar de mis nervios, vuelvo a sonreír, pero es que está muy cerca y me está hablando a mí, ¡a mí!
—Soy Ava...
Sin embargo, no me da tiempo a pronunciar mi apellido. Los gritos desde la habitación me interrumpen.
—Estoy cansado de todo esto, joder —ruge malhumorado William Hamilton.
—Pues, entonces, déjame en paz de una maldita vez —sisean de igual forma—. No necesito nada de esto.
La voz adquiere nombre y Tyler Evans sale de lo que ahora imagino que es su camerino. Sus preciosos ojos grises se encuentran con los míos castaños y los atrapan, acelerando mi corazón por un mero segundo. Aunque lo parezca, no está enfadado; es algo más profundo, está cansado del mundo. Se echa el pelo oscuro hacia atrás con la mano y, desuniendo nuestras miradas, se marcha por el pasillo en la dirección opuesta a la que lo ha hecho la chica con el guardaespaldas. Sobra decir que, incluso en mitad de estas circunstancias, me ha parecido guapísimo, con ese tipo de atractivo que sólo tienen las estrellas de la música.
Apenas un segundo después, se oye otro ruido fortísimo y los tres volvemos a mirar hacia la habitación, justo a tiempo de ver a William Hamilton salir, pasándose las manos por su maravilloso pelo castaño claro y gruñendo un juramento ininteligible entre dientes. Es obvio que el sonido ha estado provocado por él mismo estrellando algo contra la pared. Está cabreadísimo, pero, como me ocurrió hace un momento con Tyler Evans, también tengo la sensación de que hay algo más, aunque no sepa ponerle nombre.
—Will... —trata de tranquilizarlo Connor.
—¿La has visto, joder? —prácticamente maldice, y no necesito que nadie me lo especifique para entender que se refiere a la chica—. Tiene dieciocho putos años.
Se pasa las manos por el pelo por enésima vez hasta dejarlas acomodadas en su nuca.
—¿Por qué tiene que comportarse así? —se lamenta casi en un murmuro. Sin embargo, ni el tono ni el volumen le hacen perder una pizca de masculinidad.
—Tyler no es feliz —responde Frankie.
—Ahora no —la reprende Connor.
—¿Crees que no lo sé? —lo interrumpe William, dando un amenazante paso hacia nosotros.
—Ahora no —vuelve a repetir Connor, esta vez con más vehemencia.
William lo mira francamente mal y su compañero lleva su vista hasta mí para hacerle reparar en mi presencia.
—¿Quién coño es? —gruñe molesto.
Vaya... eso ha estado, como mínimo, fuera de lugar.
—Una fan —responde Connor fulminándolo con la mirada—. Perdona sus modales —me pide con una amable sonrisa.

      9.      ¿Algún detalle más que nos quieras contar?

   Solo que espero que disfrutéis con esta historia tanto como he disfrutado yo escribiéndola. Ava y los No Regrets están conectados y esa idea, la de que hay alguien en alguna parte del mundo que te completa, ya sea un amor, un amigo, quería que se transmitiera en el libro. Solo deseo haberlo conseguido.

    Y a ti Rocío y al blog Persiguiendo Sueños muchísimas gracias por todo lo que hacéis por mí y por todos los escritores y escritoras. Sois unas personas maravillosas y gracias a vosotras el mundo literario es un poco más bonito.



            ¡Gracias a ti, Cristina! ¿Qué os ha parecido la entrevista? Os habéis quedado con ganas de más, ¿verdad? Justamente, dentro de una semana, tendréis la novela en vuestras manos. Podéis conseguirla aquí.

              ¡Feliz día!

15 nov. 2018

Reseña Delicioso tabú





Título: Delicioso tabú (Trilogía Pecado, III)
Autora: J. Kenner
Editorial: Grijalbo






Sinopsis

La amenaza sigue acechando el tormentoso romance de Jane y Dallas. Y no se trata ya solo de la incomprensión de sus seres queridos sino de alguien que desea hacerles daño y está poniendo todos los medios a su alcance para conseguirlo.
Dallas ignora quién está detrás de todas las sombrías amenazas, pero sí sabe una cosa: sin Jane a su lado, en la cama y en la vida, ya nada sería lo mismo. Por eso, cuando la joven desaparece, la angustia de su amante no tiene límites. Debe encontrarla y rescatarla de esa persona que los odia y que desea verter sobre ellos todo el resentimiento macerado durante años de envidia. Debe salvar a Jane, salvar el amor que se profesan y, al mismo tiempo, salvarse a sí mismo de un futuro que no tendría sentido sin la única mujer de su vida.

Opinión personal

En esta última parte de la historia, veremos a los protagonistas, Dallas y Jane, abrirse en canal, dejarse llevar por sus sentimientos al fin, apostándolo todo, y aceptando las verdades que van saliendo a la luz, tan temidas y deseadas a la vez.

Tras el brusco final de la segunda entrega, los mayores miedos de Dallas se hacen realidad. Le han hecho daño a Jane. El pasado que tanto se ha empeñado en desenterrar y conocer de primera mano, ha vuelto y lo ha hecho con más fuerza que nunca. La persona que tanto daño les hizo tiempo atrás no titubea y está dispuesta a todo por conseguir sus propósitos. Mientras tanto, ellos tienen que enfrentarse a cada uno de los frentes que tienen abiertos: problemas financieros y laborales, su familia y la presión mediática y social por su relación recién descubierta.

Para Jane estar con Dallas es un soplo de aire fresco. Un lugar donde perderse cuando todo lo de alrededor se le escapa entre los dedos. Vuelve a sentirse bien, completa, aunque lo que están descubriendo la rompe un poco más por dentro. Se convierte en la roca, en el soporte que él necesita. Su fuerza y voluntad es lo que, en parte, logra que sigan hacia delante, sorteando cada piedra que el destino va poniendo en su camino. Él, Dallas, está dispuesto a protegerla a ella a toda costa, por eso se siente tan abatido y perdido cuando Jane sufre, cuando le atacan y le hacen daño. Siente que ha fracasado, pero Jane está ahí para hacerle ver la realidad: que ellos, juntos, son más importante que todo lo demás.

En este nuevo libro ambos se caerán, se levantarán, ganarán mucha confianza en sí mismos y en su relación, pondrán cara a sus mayores miedos y sabrán enfrentarse a la verdad con valentía, determinación y amor. Ese amor que se ha ido forjando entre ellos desde siempre, a fuego lento, y les ha hecho ser mejores, ser quienes hoy son.

El desenlace es la novela que más me ha gustado de las tres. Es más intensa, íntima y misteriosa. La autora, con una pluma elegante y sencilla, a la par que repleta de matices, te adentra en una trama que resulta ágil y tremendamente adictiva, con una narración impecable. Los personajes, tanto principales como secundarios, se vuelven más reales, con sus temores, su vulnerabilidad y sus imperfecciones. Crecen, maduran y evolucionan siguiendo sus ideales y convicciones.

Si os animáis a descubrir esta historia en tres entregas os perderéis en un mundo que desborda sensualidad, erotismo, amor prohibido y emociones en cada página. Recomendada totalmente. Felicidades Julie.

Puntuación: 4.5/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

** Encontrarás la reseña de la primera parte de la trilogía aquí. La de la segunda, aquí.