31 dic. 2019

Reseña Dos cafés y una aventura





Título: Dos cafés y una aventura (Dos más dos 2)
Autora: Ana Álvarez
Editorial: Vergara






Sinopsis

Una combinación explosiva cuando se juntan que se puede convertir en la pareja perfecta si logran eliminar algunos escollos.
César es bombero y adicto al riesgo y desde que la conoció se siente atraído por la gemela de su cuñada.
Mónica es la hermana peligrosa, divertida, sexi y el tipo de mujer capaz de seguirle en todas sus aventuras.
Pero, aunque ella siente lo mismo, el hecho de que sea parte de la familia la hace reacia a iniciar una relación con él más allá de la amistosa. César tendrá que volverse imaginativo y ofrecerle algo que nunca haya vivido antes para que baje la guardia.

Opinión personal

                En esta segunda parte llega el turno de conocer más en profundidad a los dos hermanos que fueron personajes secundarios en Dos copas y una noche. Es el momento de descubrir más de Mónica Rivera y César Valero. Es una historia narrada de forma ágil, con ritmo, amena, divertida e intensa en algunos instantes.

           Mónica dejó aparcado a un lado su día a día para centrarse en quienes la necesitaban en un momento dado. Ahora que la calma y Cristian están presentes en la vida de su hermana, decide volver a su lugar. Pero cuando empieza a hacer las cosas de siempre, éstas ya no la llenan de la misma forma. No está cómoda, no se siente a gusto ni se siente ella misma. Hasta que César entra en su vida y se convierte en su mejor aliado y, quizás, en algo más. César no ha podido sacar a Mónica de su cabeza desde que se cruzó en su vida. Sabe lo que piensa y no quiere dar ningún paso en falso para que no acabe huyendo. Cuando parece que avanzan algo, ella siempre echa mano al freno. Irán y vendrán, aunque no verán las cosas claras hasta que el destino esté a punto de arrebatarles todo…

            Nuestra protagonista comienza esta novela volviendo a su rutina. Dejando la casa de su hermana y haciendo su vida. Retoma sus costumbres, pero se aburre con lo que antes le encantaba. Ahora no se siente ella misma y encontrará su vía de escape junto al cuñado de su hermana. Le mostrará un mundo de aventuras que no se habría atrevido nunca a explorar. Esto le proporciona abrirse y acercarse más a César y, sin ser consciente, los sentimientos empiezan a aflorar, pero el miedo a perder lo que tiene le hace dar marcha atrás en muchas ocasiones. Se siente insegura, perdida, cree saber lo que no necesita en su vida, pero en el fondo es el temor a sufrir lo que hace que se obceque con una idea que no es real. No es capaz de admitir sus sentimientos y los oculta para no hacer sufrir a los que les rodean, pero ahí estarán ellos cuando más los necesite; cuando sienta que puede perderlo todo y no volver a rozar jamás el cielo que ya una vez tocó con los dedos, caerá la venda autoimpuesta de sus ojos. A César le ocurre todo lo contrario durante la historia. No está indeciso ni es inseguro. Sabe perfectamente lo que desea y acepta lo que Mónica quiere darle, aunque no sea lo que él quiere en realidad. Está dispuesto a renunciar a sus aspiraciones de futuro para complacerla y nunca parece ser suficiente (ella tampoco se lo permitiría). No entiende el porqué de tanta reticencia y miedos, tantos ‘peros’ y tantas dudas. Hasta que llega un punto en el que no va a dejar de ser quien es y dejar de ayudar por temor a ideas equivocadas. No se rendirá, aunque desee tirar la toalla muchas veces y se desespere. Dos personas, con dos puntos de vista sobre la vida totalmente opuestos, que sienten una inmensa atracción y tienen miedo de encajar, porque cada uno es la pieza que le falta al puzle del otro sin ser plenamente conscientes de ello o se nieguen a aceptarlo.

            Si leísteis la anterior novela de la bilogía, no os podéis perder esta historia. Os encontraréis con una trama ligera, sencilla, fresca y narrada con elegancia y mimo, que os hará disfrutar de un gran rato de lectura. Con unos personajes bien construidos que se desenvuelven en escenas cargadas de sensualidad y chispa, la autora nos adentra en una novela adictiva en la que la familia, el amor y la amistad son los pilares fundamentales.

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

** Encontrarás la reseña de la primera parte de esta serie aquí.


27 dic. 2019

Reseña Dos copas y una noche




Título: Dos copas y una noche (Dos más dos 1)
Autora: Ana Álvarez
Editorial: Vergara







Sinopsis

Bajo nombres falsos, Cristian y Lorena se conocen en un bar de hotel. La atracción que surge entre ellos, a la que ninguno se puede resistir, les hará vivir una noche de pasión que ninguno olvidará.
Se reencuentran años después, con sus verdaderas identidades, él fotógrafo, ella restauradora de arte, para comprobar que la química del pasado sigue existiendo. Pero Lorena tiene pareja y para evitar la tentación pide a su hermana gemela que la suplante en determinados momentos y haga alejarse a Cristian de su vida.
Este, que ignora que son dos, va de una a otra completamente descolocado. Cuando comprende la verdad, el enfado de saberse engañado le hace tomar medidas drásticas que cambiarán la vida de todos.

Opinión personal

            Esta historia de Ana Álvarez me ha resultado entretenida y amena. Es una novela contada en tercera persona y protagonizada por personajes fuertes y dispares que se desenvuelven en una trama adictiva.

             Lorena y Mónica son hermanas gemelas. Desde siempre han estado muy unidas y trabajan en su propia empresa. Hace un tiempo, Lorena conoció a alguien con nombre distinto que le hizo sentir de verdad por primera vez en su vida y aún no le ha olvidado. Ahora su vida es estable y está contenta con su día a día y la relación que tiene con otra persona. Pero, un día cualquiera, Cristian aparece de nuevo y todo se trastoca. Aquellas sensaciones de antaño vuelven con más fuerza que nunca y ella no sabe encajarlas en su nueva realidad. Engaños, mentiras y dudas se convierten en los protagonistas de un triángulo entre Cristian y ambas hermanas, del que él no tiene constancia.

          Lorena siempre ha sido la gemela sensata, calmada y eficiente, y así la conocemos al principio de la historia, pero cuando él aparece ese equilibrio y esa sensatez desaparecen como por arte de magia. Se siente perdida la mayor parte del tiempo, se convierte en una mujer insegura, que no sabe lo que quiere y teme ir a por ello, aunque sepa que lo que sintió esa única vez con él no ha vuelto a sentirlo ni lo sentirá jamás. Tiene que dejar a un lado todo para conocerse y poner en orden sus prioridades y anhelos. Ha estado fingiendo, engañándole, para evitar el miedo a sufrir, a que desestabilice su mundo, algo que ya ocurrió cuando lo tuvo enfrente por primera vez tras el reencuentro. Pero el globo, si le pones cada vez más aire, llega un momento en el que te explota en la cara. Y eso es lo que les ocurre. Todo salta por los aires y la decepción y el dolor lo llenan todo, a pesar de que el daño colateral lo compense todo y la conviertan en una mujer más madura, valiente y fuerte. Cristian no esperaba esta oportunidad que le brinda el destino y no va a dejarla escapar. Desde el primer momento le deja a Mónica, que en realidad es Lorena, sus intenciones, sin pararse a pensar en cómo se siente ella y en lo que necesita realmente. Cuando la verdad sale a la luz, la ira, la rabia y la confusión rompen la confianza y enturbian cada una de sus emociones y no le dejan pensar ni ver con claridad. Ahora, sobran las explicaciones. Cree que todo se calmará y que la mejor solución es huir, escapar, pero no sabe hasta qué punto se está equivocando, a pesar de que él necesite sanar, recuperarse y volver a encontrarse…

         Los dos personajes secundarios de la novela, César y Mónica (son los protagonistas del segundo libro de esta serie), tienen un gran peso en el argumento. Apoyan a cada uno de sus hermanos, dándoles el empujón necesario para que lleguen a donde quieran llegar, aunque ni ellos mismos sean conscientes de lo que quieren de verdad. Hay una escena concreta de la historia, propiciada por Mónica y que da lugar a unas consecuencias cruciales en la novela, que no me ha gustado. Creo que podría haber sido abordada de otra forma o escrita desde otro prisma para poder llegar al mismo resultado. Pero tampoco debe quitar ni restar mérito a todo el libro ni al trabajo de la autora.

            Si os animáis a leerla os vais a encontrar con una novela divertida, con una trama narrada de forma sencilla y ágil, que da mucho juego y lugar a diálogos atrevidos y chispeantes y, también, con unos personajes bien construidos que saben perdonar, aprender de los errores, aprovechar las segundas oportunidades y mirar hacia el futuro con valentía. En unos días os contaré más sobre Dos cafés y una aventura.

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.


23 dic. 2019

Reseña Un día de diciembre





Título: Un día de diciembre
Autora: Josie Silver
Editorial: Plaza & Janés






Sinopsis

Laurie no cree en el amor a primera vista. Piensa que una cosa son las películas y otra, la vida real. Sin embargo, un día de diciembre, su mirada se cruza con la de un desconocido a través de la ventanilla empañada de un autobús. Surge la magia y Laurie se enamora perdidamente, pero el autobús arranca y sigue su camino por las calles nevadas de Londres.
Está convencida de que es el hombre de su vida, pero no sabe dónde encontrarlo. Un año después, su mejor amiga Sarah le presenta a Jack, su nuevo novio, del que está muy enamorada. Y sí, es él: el chico del autobús.
Laurie decide olvidarle, pero ¿y si el destino tiene otros planes?

Opinión personal

Los que esperáis una historia típica navideña en esta novela, no la encontraréis, aunque es igual de tierna y conmovedora como si lo fuese. La trama sí se inicia en diciembre, un día cercano a Navidad años atrás, pero no se desarrolla en esta época invernal como tal. Es una historia de flechazos y amores a primera vista, de miedos a dar el primer paso y lanzarse al vacío, de dejar pasar una oportunidad tras otra y conformarse.

Laurie y Jack son los protagonistas indiscutibles del libro. Laurie tiene un trabajo que le da para vivir, pero espera aspirar a mucho más en un futuro no muy lejano. Un día de diciembre, de regreso de esa labor, su mirada se cruza con la de un chico a través de la ventana de un autobús y todo su mundo se pone del revés, gira su eje ciento ochenta grados, y su corazón desencadena una tormenta en su interior, no volviendo a ser la misma. ¿Es cierto que existe el amor a primera vista? Después de un tiempo intentando encontrar al desconocido sin éxito, se da por vencida. Hasta que, en otro instante, tal como sucedió la primera vez, su existencia vuelve a dar un vuelco de repente. Otro día aparece sin esperarlo, pero ya tiene un rol que le hace demasiado daño: Jack, que así se llama, es el novio de su mejor amiga. Y aquí comienza la verdadera historia: oportunidades, idas y venidas, mentiras ocultas, corazones rotos y el temor a perderlo todo.

La mayoría de los capítulos están contados por nuestra protagonista en primera persona, excepto varios capítulos narrados desde el punto de vista de Jack, y nos muestran a una mujer segura de sí misma, extrovertida, sincera, sencilla y transparente, es tal y como es, sin dobleces ni artificios. Cuando llega el punto de inflexión en su vida, sufre en silencio pero despierta y toma una decisión, que acata con todas las consecuencias. Su amistad con Sarah pesa mucho más que el resto. Desde ese momento y a raíz de determinados hechos, se convierte en alguien más sabia, que se atreve a confiar, a saber lo que desea en realidad, a encajar los golpes que le da la vida con serenidad y templanza y a ser valiente. Valiente para liberarse de las cargas del pasado,  para ir con la verdad por delante, arriesgarse a pedir perdón y decir te quiero más a menudo y no hacer algo que no quiere solo para que la otra persona se sienta mejor. También valiente para crecer y madurar, equivocarse, aprender, caerse y levantarse siempre una vez más. Y en parte de todo este proceso, de una manera u otra, en distinta medida, estará presente Jack, será testigo de todo. Él también tiene mucho con lo que lidiar. Desde el instante que la tiene delante por primera vez y niega lo inevitable, hasta que no es capaz de encontrarse en su propia vida. Solo hay un camino y tiene nombre y apellidos, aunque se lo niegue constantemente. Su personaje evoluciona de forma brutal a lo largo de las páginas, aunque le cueste confiar y ser capaz de identificar todos esos sentimientos que su corazón y cuerpo soportan, esconden y gritan.

Si os animáis a leerla, descubriréis una novela preciosa, sobre las vueltas que da la vida y los malabares del destino, con una trama intensa y adictiva, deliciosamente narrada de forma ágil y elegante. Los personajes, tanto principales como secundarios, están magníficamente construidos y desarrollados y se desenvuelven en escenas repletas de chispa, tensión, diversión y dolor, dando lugar a una obra muy completa, en la que la amistad, la lealtad, la familia y el amor en todas sus vertientes son los pilares fundamentales. El desenlace es uno de los más románticos y dulces que he leído en mucho tiempo. Felicidades a la autora.

Puntuación: 4.5/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.


20 dic. 2019

Reseña Cuando vuelva a encontrarte





Autora: Mar Carrión
Editorial: Esencia






Sinopsis

Para la adinerada familia de Alice Mathews lo más importante es el éxito profesional, el dinero y las apariencias, por eso, para Wayne Mathews, el tirano de su padre, el único futuro posible para su hija es que se convierta en la abogada de la empresa que él dirige en Chicago. Recién licenciada, Alice se traslada a Nueva York para realizar las prácticas en el bufete de un amigo de su padre. Sin embargo, ahora que está tan lejos de casa y del control del patriarca, encontrará una oportunidad maravillosa de ver realizados sus propios sueños.

Amante de la pintura, su verdadera vocación, se muda a un viejo apartamento en un barrio obrero de Brooklyn, que deberá compartir para poder permitirse pagar sus estudios de arte. Pero ¿qué sucederá cuando descubra al verdadero compañero de piso, Jake Mancini, un chico con el pelo largo que toca en una banda de rock? ¿Qué sorpresas les deparará el destino a dos personas tan opuestas como Alice y Jake?


Opinión personal

Mar Carrión es una autora que consigue transmitir mucho en cada una de sus historias. Cuando vuelva a encontrarte es una novela de sentimientos y mucho amor, pero también de reencuentros, de segundas oportunidades y de saber hacerle frente a los miedos. Esos miedos que te paralizan y no te dejan avanzar.

Aquí descubrimos como protagonistas a Jake y Alice, dos personas tan diferentes como la noche y el día, como el agua y el aceite, que cuando sus mundos colisionan ya nada vuelve a ser igual. Alice Mathews se ha convertido en lo que siempre han deseado que fuese: una abogada. Ahora, en Nueva York, el lugar donde debe realizar sus prácticas, ve la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a sus sueños. Una equivocación la lleva a conocer a Jake Mancini, alguien que le ayudará a sacar su verdadero yo a la luz. Jake ya tomó su decisión y está viviendo su sueño, aunque no deja de luchar por lo que verdaderamente le haría feliz. Su nueva compañera de piso es irritante y no la soporta, pero algo en su interior le impide alejarse. ¿Lograrán entenderse? ¿Es realmente cierto que los polos opuestos se atraen?

Alice se ve fuera de su elemento en muchas ocasiones a lo largo de la novela, sobre todo por la convivencia con Jake. Sus férreos prejuicios por la educación recibida le hacen tener más de un problema. Aunque siempre está a la defensiva, solo es una coraza que se ha forjado para protegerse. Poco a poco, a medida que pasan los días y la confianza se aposenta en su relación con él, va dejando retazos y despojándose trozo a trozo de ese escudo, dando lugar a la joven que es, su esencia, con sueños y esperanzas que se perdieron en el camino cuando era una niña. Todo llega a desdibujarse y pierde el color cuando la realidad se impone y su burbuja estalla en pedazos. Jake se siente abandonado y dolido a más no poder. Ahora, una vez pasado el tiempo, ese que pone las cosas en su lugar y sana las heridas, ellos han madurado y han crecido a todos los niveles. Ya no son los mismos que fueron y no se conocen. Han sufrido para llegar donde están, han aprendido a ser valientes, a plantar cara y a luchar por esos sueños arrebatados, a vivir la vida sin pausas ni esperas, porque son suyas, nadie tiene ni voz ni voto. El reencuentro supone mucho. Nostalgia por lo que pudo haber sido y no fue, dolor por revivir recuerdos, algunos bonitos y otros amargos, encajar quiénes fueron con quiénes son, pedir perdón, estar dispuesto a perdonar y escuchar… Al conocerse, cada uno dejó una parte de sí mismo en el otro, una que ya no pueden ni desean recuperar. Los sentimientos surgieron y se fueron asentando, despacio, pero con intensidad, sin ser conscientes y siendo testigos de que sin quererlo ni esperarlo, todo estaba cambiando. Esta es una historia de crecimiento personal, de lucha, de creer y de dejarse llevar cuando las emociones se desbordan.

            Si os animáis a leer esta novela os encontrareis con una trama intensa, adictiva, romántica, tierna, sencilla y repleta de matices a la vez, como la pluma de su autora. Es una historia donde el perdón, el olvido y la ‘obligación’ de seguir adelante a pesar de todo toman gran protagonismo. La narración es fluida y envuelve a unos personajes, tanto principales como secundarios, construidos a la perfección. Resultan cercanos y reales. Hay diálogos y escenas enternecedores y que desprenden chispa a raudales. Si tengo que elegir a un protagonista como favorito me quedo con Jake. Es transparente, sincero, leal y siempre está dispuesto a ayudar, va con el corazón por delante. De Alice destacaría su lucha. Aunque despierta tarde, reacciona y se pone en pie. Va a por lo que quiere sin mirar a nadie por encima del hombro y echar cuentas al pasado. Es hora de ser feliz y tocar el cielo con los dedos. Ese cielo que ya rozaron una vez. Enhorabuena, Mar.

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.


17 dic. 2019

Reseña Solo contigo, ¿recuerdas?





Título: Solo contigo, ¿recuerdas?
Autora: Patricia Bonet
Editorial: Autopublicada






Sinopsis

Los polos opuestos se atraen, y eso es algo que Héctor y Jimena saben de sobra. 

Un día, sus mundos colisionan y ya nada volverá a ser igual. Pero hay cosas que uno no prevé. Hay veces en que, aunque no sea lo que esperas, tienes que decir adiós a aquello que más quieres. Y el tiempo pasa, y la vida sigue y todo cambia. Y te ves diciendo que sí a cosas que, a lo mejor, no deseas, y te ves aceptando situaciones que nunca te hubieras imaginado.

Pero, cuando menos te lo esperas, el pasado se planta delante de ti y te hace preguntarte si es cierto eso que te dices a ti mismo todos los días: «¿He conseguido pasar página?». 

Porque hay una cosa que está clara, y es que uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde. ¿O ellos sí lo sabían?


Opinión personal

Solo contigo, ¿recuerdas? es una historia intensa, íntima, de dolor, de pérdida y de saber perdonar. De poder convivir en paz con el pasado para tener un futuro. Es una novela bonita y, en determinados momentos, también dura, con unos personajes perfectos dentro de sus imperfecciones y tan reales que sientes que los puedes tocar.

Héctor y Jimena, los protagonistas, se quisieron mucho y perdieron. Se ahogaron en el dolor y la distancia se convirtió en insalvable e hicieron caminos separados. El inicio de la novela nos presenta a cada uno de ellos en su situación actual y tanto uno como otro, ya que la historia está escrita a dos voces, nos van mostrando pinceladas de lo que fueron y pudieron llegar a ser.

Jimena lleva unos meses eternos amoldándose a una vida que no le pertenece. Se ha adaptado y se ha dejado llevar por inercia. Sus dos hermanas son las que hacen que mantenga los pies en el suelo. Héctor continúa anclado a los recuerdos. Debe salir de ahí, pero no encuentra la forma. Cuando ambos han decidido dar un paso más y cerrar el pasado, el destino hace de las suyas, todo se desdibuja y lo de tiempo atrás vuelve a cobrar más fuerza que nunca. Las dudas, el miedo a revivir cada instante. Todo está ahí, a flor de piel, dispuesto a sacudirles por dentro.

Nuestra protagonista no es tan valiente como aparenta. Es insegura e indecisa y se encuentra perdida la mayor parte del libro. Nos cuenta cada uno de sus pensamientos y sentimientos, despojándose capa a capa de todas con las que se ha cubierto a lo largo del tiempo para protegerse. Llegó un momento crucial en su vida en el que todo perdió sentido y el dolor y la rabia le cegaron. La culpa acabó llenando cada resquicio y la canalizó sobre quién quizá menos lo merecía. Alejó e hizo daño a la persona en la que debía haberse apoyado. A lo largo de los capítulos vemos cómo crece su personaje, somos testigos de su transición paso a paso, pero la carga que lleva sobre los hombros no la deja avanzar más rápido. Le falta aprender a soltar, a dejar ir, a volar alto. Y lo logra. Llega el impulso deseado cuando menos lo espera. Necesitaba perderse para volver a encontrarse. Héctor le sigue a la zaga. Aguantó con estoicismo cada desprecio, cada silencio y cada lágrima. Hasta que la realidad le abofeteó sin esperarlo, aunque se engaña a sí mismo pensando así. Sabía lo que ocurriría antes de verbalizarlo, ya que llegó un punto en el que ni él mismo se reconocía. Ya sabe qué necesita para empezar de cero, pero hay algo en su interior que se lo impide. Y no se puede dar carpetazo a algo que en tu corazón está muy vivo. Son dos personajes que evolucionan juntos, cada uno a su manera. Vuelven a confiar, se sinceran como nunca antes lo han hecho e intentan comprender emociones dispares como el egoísmo, la desidia o el anhelo. Se redescubren y conocen a las personas en las que se han convertido, aunque la piel tiene memoria y sigue intacta. Es difícil comprender que lo tuvieron todo, lo dejaron ir y ahora no son nada.

Si os decidís por esta novela como lectura, os encontraréis con una trama emotiva, fresca, bonita, íntima, especial y deliciosamente hilada, que alterna pasado con presente, con una narración fluida y ágil que resulta adictiva. La pluma de la autora es delicada, auténtica y está repleta de matices. Los personajes, tanto principales como secundarios, están bien planteados y construidos, hacen más completa la obra y aparecen en escena siendo indispensables unos para el desarrollo de otros, como por ejemplo Iván y las gemelas, que tienen gran peso en la misma y son cruciales en varias partes.

¿Os gustan las historias de crecimiento personal, segundas oportunidades y repletas de amor? Entonces este libro es el vuestro. Patricia, como sabes, es la primera novela tuya que leo, pero no será la última. Felicidades.

Puntuación: 4.5/5


13 dic. 2019

Reseña Una última vez





Título: Una última vez
Autora: Corinne Michaels
Editorial: Terciopelo






Sinopsis
Kristin McGee decide empezar una nueva vida después de que su esposo, con el que llevaba casada catorce años, la abandona tras tener una aventura. Kristin y sus dos hijos se mudan a la casa de una amiga. Consigue un trabajo como bloguera de celebridades y en su primera entrevista con el actor Noah Frazier, se emborracha y comente una locura.
Intentando descubrir qué próximo paso dar en su carrera, Noah decide quedarse en la ciudad después de conocer a Kristin. Hace tiempo que no quiere saber nada de relaciones; no ha tenido ninguna desde que su novia murió en sus brazos.
Kristin y Noah se sienten atraídos el uno por el otro, especialmente cuando Kristin ve cómo Noah se comporta con sus hijos. Cuando el artículo de Kristin sobre Noah, que incluye información sobre su novia muerta y que Noah le contó en secreto, sale en prensa, él se siente traicionado y se va, pensando que Kristin no le quiere y sintiéndose utilizado. Pero no todo es lo que parece.

Opinión personal

Desde que descubrí a esta autora en Dime que te quedarás no he dejado de recomendarla y leerla. Narra historias de forma sencilla, pero con mucho sentimiento. Desprenden sensibilidad a raudales que se transmite rápidamente al lector.

Este libro está protagonizado por Kristin y Noah, dos personas muy diferentes que se necesitaban sin saberlo. Kristin ha decidido decir basta y seguir hacia delante. Un divorcio nunca es fácil y menos cuando, poco a poco, empieza a ser consciente de la realidad en la que vivía. El motor que la impulsa a levantarse cada mañana tiene el nombre de sus hijos, hasta que por un nuevo trabajo, se cruza en su camino Noah Frazier, un famoso actor que pondrá su día a día del revés. Noah ha vuelto a Tampa para tomarse un descanso y visitar a su amigo Eli. Desde que ocurriese algo en su pasado se ha alejado de relaciones serias y cualquier cosa que le haga sentir lo más mínimo. Todo cambia cuando conoce a Kristin, una de las mejores amigas de Heather, novia de Eli. Una entrevista será el inicio de una amistad que quizás está destinada a ser algo más y que les hará replantearse demasiadas cosas.

En esta novela vemos como sí son posibles las segundas oportunidades y está muy presente el valor de arriesgarse a pesar de que antes todo salió mal. La suerte puede cambiar en cualquier instante y nunca sabes qué deparará el futuro. El personaje de Kristin es el que evoluciona de forma más escalonada y marcada a lo largo de los capítulos. Comienza la historia estando perdida, frustrada y con una autoestima por los suelos, provocado por un machaque continuo durante años. Al conocer a Noah, empieza a despertar, sin apenas ser consciente, y sale de esa burbuja en la que se ha mantenido alejada de todos y de sí misma. Ocultaba la verdad y cómo se sentía por el bien de su familia, para no preocupar a nadie. Recupera sus fuerzas, sus agallas, su valentía y todo lo que quedó abandonado a un lado del camino. La mujer que llega al final del libro es una mujer segura de sí misma, responsable de lo que quiere y desea y que va a por ello sin que la frenen ni hundan los miedos. Noah está ahí para apoyarle en todo momento, excepto cuando las dudas le carcomen y la confianza desaparece en un abrir y cerrar de ojos. Desde que la conoce algo hace clic en su interior y está donde desea estar por primera vez en su vida. Sus propiedades se reordenan y está convencido de lo que quiere para el futuro y estará dispuesto a  protegerlo con lo que haga falta. Juntos crecen en todos los sentidos y alcanzan la estabilidad que tanto buscaban y necesitaban, aunque ni se habían percatado de ello.

Os encontraréis con una novela entretenida, bonita, intensa y deliciosamente escrita. En esta ocasión la trama tiene menor carga dramática, es algo más ligera, que sus anteriores trabajos, aunque las emociones logran atravesar el papel como siempre. Los personajes, tanto principales como secundarios, que se desenvuelven entre escenas eróticas contadas con elegancia y escenas tristes, sencillas, bonitas y divertidas, crean un ambiente coral la mar de apetecible y adictivo. Me hubiese gustado que publicaran en primer lugar el inicio de esta serie, We own tonight, donde se cuenta la historia de dos de los secundarios que aparecen aquí: Eli y Heather. Debe ser una novela muy interesante por las pinceladas que comentan los personajes de vez en cuando…

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.


11 dic. 2019

Reseña Nací princesa





Título: Nací princesa
Autora: Regina Roman
Editorial: Titania






Sinopsis

Marta es dura como el diamante. Sus comentarios intimidan, su voz es cortante, su interés por los demás, escaso. Cualquiera que la conozca pensaría que es una chica demasiado joven para estar tan amargada. Pero en el pasado de Marta hay poderosas razones que han moldeado su carácter y lo que espera de los demás, que es NADA. Su presente está lleno de interrogantes. Los podría, los debería y los qué ocurriría si…” la atormentan demasiado. Especialmente desde que volvió a encontrarse con él. Alguien que la marcó a fuego de tal modo, que es imposible olvidar.

Luca no se siente orgulloso de ciertas cosas que hizo siendo un joven y alocado estudiante. Trata de apartarlas de su mente pero tienen rostro, un rostro aniñado y precioso que lo mira suplicante desde sus ojos enormes. Ella es un tatuaje vivo en muchas zonas de su piel y él no podrá librarse de su recuerdo aunque quiera. Esa noche en que se reencuentran, supone el principio de una demencial aventura en la que alguien podría resultar herido.

¿Es cierto que el amor todo lo puede?


Opinión personal

Tenía ganas de volver a leer a Regina Roman y, cuando salió a la venta esta novela, no la pude dejar escapar. La autora ha dibujado una historia de superación, reencuentros y segundas oportunidades que llevarán a los protagonistas por un viaje que no olvidarán.

Marta y Luca son los protagonistas de la misma. Marta es brutalmente sincera y algo cortante y fría. No piensa amilanarse ante nada ni nadie. Bastante sufrió ya en el pasado y ahora que “ha vuelto a la vida” no piensa desaprovecharlo. Un trabajo y una salida con su mejor amiga la embarcan de cabeza hacia ese pasado que le cuesta olvidar y a él. Luca tuvo que marcharse de vuelta a casa y no ha podido deshacerse del recuerdo de lo que dejó atrás. Cuando tiene a Marta delante, vuelve a respirar de nuevo sin ser plenamente consciente. ¿Qué harán? ¿Pondrán nombre a lo que sienten o intentarán alejarse el uno del otro? Leyendo el libro lo descubriréis…

Marta es incapaz de poner en palabras lo que siente al ver de nuevo al chico que años atrás se convirtió en la luz entre tanta oscuridad que había en su vida. El dolor por la pérdida y la rabia están presentes, pero la nostalgia por lo que pudo ser y no fue pesa más. Acercan posturas y pasan tiempo juntos, por lo que los sentimientos están más a flor de piel que nunca, a pesar de que el secreto que guarda nuestra protagonista amenaza con destruirlo todo. Está segura de lo que siente, aunque, ante el rechazo y el miedo a salir de su zona de confort, toma malas decisiones y se siente tan perdida que termina tomando el camino fácil, sin encontrarse a sí misma en la travesía. Es valiente, pero no se atreve a dar el paso definitivo, ya que las dudas y decepciones la frenan. Pero ahí estará Luca. Hará hasta lo imposible por ayudarla, aunque esté demasiado asustado. Por eso y por mucho más también se aleja, no quiere arriesgarse a perder lo que tienen si todo sale mal. Mejor poseer migajas que nada en absoluto. No se da cuenta que con todo ello, con esa decisión, la empuja en dirección contraria, mucho más lejos de él. Nos encontramos con dos personajes que evolucionan muchísimo de forma progresiva; con dos personas perdidas, pero destinadas a encontrarse de nuevo, que luchan por sus sentimientos y contra sí mismos. Esta es una historia de amargos momentos y otros de chispa y felicidad, como la vida misma.

Regina nos brinda una novela intensa, adictiva, bien desarrollada y narrada, con una trama que discurre con ritmo ágil y entre numerosos giros argumentales. Ésta nos muestra a unos personajes, tanto principales como secundarios, magníficamente construidos, que hacen la obra más completa y cercana. Tengo que destacar la química que desprenden Luca y Marta cuando están juntos en escena. Parece querer atravesar el papel. Esa atracción unida a sus tira y afloja continuos hasta que se rinden, hacen que la historia sea más vistosa y enganche. Hay una parte de la trama, que resulta ser un punto crucial en el presente y futuro de los protagonistas, que no me ha parecido creíble, pero únicamente es una reflexión mía por deferencia profesional. Nada más.

Regina, enhorabuena.

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.