29 jun. 2017

Descubriendo más de... Persiguiendo un imposible (Scarlett Butler)

¡Hola soñadores!

Hoy os traemos una entrevista algo diferente a las habituales. La autora Scarlett Butler publica el próximo mes de julio su nueva novela titulada “Persiguiendo un imposible” y ha querido contarnos algunos detalles sobre la misma, ¡incluyendo un fragmento inédito! ¿Os la vais a perder?


    1.      A lo largo de estos días nos has ido dando pinceladas de esta nueva historia en tus redes sociales. ¿Cómo surgió la idea de escribir “Persiguiendo un imposible”?

     Hacía tiempo que leía libros new adult y un día me llegó a la mente una idea sobre una novela de este género, me lancé y así poco a poco fue surgiendo la historia.

     2.      ¿Qué vamos a encontrar en ella?

    Vamos a encontrar un ambiente muy americano, con unos personajes con problemas que les superan pero que son fuertes y resisten. Además de amistad, de amor, de mucha música, de playas, surf…

      3.      Define a los protagonistas en tres palabras.

      April es introvertida, leal y luchadora. Keanu es guerrero, fuerte y enigmático.

     4.      ¿En quiénes te inspiraste para crear a April y Keanu?

    No tuve clara ninguna inspiración, simplemente me dejé llevar y poco a poco fueron dibujándose ellos mismos.

     5.      ¿Qué tiene de diferente y de especial esta novela con respecto a tus otros trabajos?

     Es distinta en el sentido del género ya que es mi primera incursión en esta temática. Es una historia más fresca que otras, con tintes culturales diferentes, con personajes que han sufrido pérdidas, golpes de la vida que a su edad no es lo más habitual, pero que al mismo tiempo no se dejan vencer y son unos luchadores. Luchan por lo que creen, por lo que quieren y no se amedrentan persiguiendo imposibles.

     6.      ¿Alguna curiosidad de su creación?

     El ritmo de trabajo fue muy fluido gracias a la ayuda de las lectoras cero, puede decirse que fue un trabajo a seis manos. Ellas me ayudaron a ir creándola día a día, y fue una experiencia muy enriquecedora que nunca podré olvidar.

     7.      ¿Nos puedes adelantar un fragmento inédito del libro?
   
           Claro que sí.

—Lo siento, Keanu, pero necesito ir a un lugar antes de volver a casa. ¿Te importa? —A él le fue imposible no sonreír. Era la primera vez que pronunciaba su nombre y en sus labios era como tocar una canción de rock duro. Apretó las manos sobre sus piernas reprimiendo la necesidad de lanzarse sobre ella y besarla como llevaba tiempo deseándolo. Apartó de nuevo la vista conteniendo la respiración. Llegaron a la playa, y April detuvo el motor. Se bajaron y caminaron hasta sentarse en la arena a unos metros del mar.
—¡Oh no, mi cuaderno! —April se llevó las manos a la cara, pues siempre que iba a relajarse a la playa necesitaba garabatear ecuaciones. Keanu la miró mordiéndose los carrillos para no reírse y miró el mar.
—Aquí no te hace falta nada de eso.
—Pero es que yo cuando estoy agobiada, vengo a la playa y me relajo garabateando en él mientras escucho música. Volveré al coche. —Hizo ademán de levantarse, pero él la retuvo. La acercó a él, sintiendo el cuerpo de Keanu agobiándola aún más. El chico entrelazó sus dedos con los de ella sin dejar de mirar al frente. April miraba la mano donde sus dedos se perdían en los de él.
—Cierra los ojos. —Keanu cerró los suyos inspirando y espirando al compás del vaivén de las olas—. Cierra los ojos, April —volvió a pedirle, pues sabía que no se estaba concentrando—, olvídate de todo, céntrate en tu propia respiración mientras escuchas el sonido de las olas.
Deseaba poder hacerlo, pero el contacto con Keanu la alteraba más que nada. Su cabeza bullía con imágenes del chico sentado a su lado acercándose a ella, sonriéndole, mirándola fijamente… ¿Cómo iba a concentrarse en nada más? Él estaba más calmado que ella, pues por fin había podido tocarla y rozarla sin que ella se le echase encima o deseara pegarle. Keanu empezó a tararear una canción lenta al ritmo de las olas, y April cerró los ojos. Poco a poco su respiración se tranquilizó y la acompasó al ritmo de la melodía que Keanu cantaba. No supo decir cuánto tiempo estuvo tarareándole aquella melodía que había surgido en su mente a los pocos días de conocerla. Giró la cabeza y observó a April con los ojos cerrados respirando pausadamente. Era la imagen más bonita que había visto en mucho tiempo. Ella abrió los ojos y lo miró también. Al encontrarse con el azul del mar, no pudo evitarlo y Keanu agachó la cabeza juntando los labios con los de ella.


     8.      ¿Cuándo podremos tenerlo en nuestras manos?

     Dentro de pocos días espero tener todo preparado, estoy aún rematando los últimos detalles para dejarla todo lo perfecta que debe estar, lo que los lectores se merecen.



¡Gracias por contar con nosotras una vez más, Scarlett! Ya tenemos ganas de tener esta historia en nuestra estantería. ¿Y vosotros? ¿Sentís curiosidad por leerla? ¡Un beso soñadores!


1 comentario:

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!