19 ene. 2018

Descubriendo más de... El club de los eternos 27 (Alexandra Roma)

        ¡Hola soñadores!

        Como ya habréis visto en las redes sociales durante los últimos días, dentro de nada sale a la venta la nueva novela de la autora Alexandra Roma. La edita Plataforma Neo y su autora nos ha contado qué ha supuesto para ella esta historia. ¿Queréis saberlo todo?



      1.   ¿Qué es lo que vamos a encontrar dentro de esta nueva novela?

      Música. Pintura. Amistad. Familia. Amor. Alaska. Los Ángeles. El mundo. La Luna. Y emociones. El Club de los Eternos 27 es la novela con la que más me he arriesgado y, para conseguirlo, tengo la sensación de que me he dejado el alma en cada uno de sus párrafos. Una historia con la que descubrí sentimientos, personajes que se te pueden quedar dentro sin importar el tiempo que pase y la certeza de que terminarlo sin echarle de menos es imposible.

2. ¿Quién es Julien?

         Julien Meadow era el rubio de Alaska que protegía a un gigante de las injusticias, escalaba árboles compitiendo con su mejor amigo y descubrió que una chica con los ojos como cristales podía conseguir que el rosa fuese su color favorito al desafiar al universo. También era el que tenía magia en la voz, cantaba en el garaje con su hermano y alcanzó la fama con un vídeo que se hizo viral en youtube. Un chico descarado, inocente, puro y cuya máxima aspiración era provocar sonrisas para vivir dentro hasta que la conoció. A ella. A la fama. Y esta le absorbió para lanzarle a un universo que ama y odia con la misma intensidad. Con sus focos. Con sus mentiras. Con su agotamiento. Con sus excesos. Con su adicción a unos flashes que poco a poco se están adueñando de todo lo que fue, si es que todavía queda algo.

3. ¿Es uno de tus chicos más especiales?

        Es el más especial. Lo sé por el año que me ha dejado en blanco, consumida, tecleando novelas que abandonaba porque no llegaban a su nivel, a lo que regaló, a lo que me hizo sentir durante los meses que estuvo a mi lado. Fue tanto que aceptar menos no me parecía suficiente. Y le he odiado mucho y con fuerza por ello, por los bloqueos, por la necesidad de releerle, por saber que pasarán muchos protagonistas después de él y, aun así, seguirá dentro, en el hueco que le pertenece. Porque era perfecto en su imperfección, con sus chistes malos, el ego que a veces había que asesinar, sus ocurrencias descabelladas, el modo en el que entendía el amor y sus errores. Sus errores… Dicen que no conoces a alguien hasta que contemplas su lado más oscuro, el límite al que puede llegar, pues bien, durante esta novela crecemos con Julien, evolucionamos, nos tropezamos, nos levantamos, nos caemos y vuelta a empezar. Es toda una vida a su lado y, cuando puse el punto final, me di cuenta de que lo volvería a experimentar todo, que había merecido la pena, que ese viaje era el sueño que tenía como escritora.

4. De la protagonista hemos oído hablar menos, pero tenemos mucha curiosidad por saber cómo es, ¿qué puedes contarnos de ella?

         Es una decisión totalmente premeditada. Podría escribir una novela solo hablando de Crysta. Ella es especial. Única. Me conquistó mucho antes de coincidir con Julien, demostrarme que no existen imposibles escalando montañas para pintar o enseñarme que cuando quieres a alguien te conviertes en su anticipación, en esos regalos que todavía no se han pedido porque no sabes que existen. Crysta me ganó en el preciso instante que cambió la vida de un gigante tiñéndose un mechón rosa. Y tal vez por eso no hablo de ella, porque quiero que las lectoras la conozcan poco a poco, al ritmo que ella impone, con esa personalidad que va escapando conforme el caparazón comienza a quebrarse. Quiero que sean los ojos de Julien y es que, si lo hacen, se enamorarán perdidamente de ella. Él no sabe mirarla de otro modo.

        Y no solo no hablo de Crysta. Esta novela esconde tres grandes historias de amor, tal vez dos de ellas no son románticas, pero nadie podrá negar que es amor en todo su esplendor cuando lo terminen y, ahí, en ambas se esconde mi gran secreto, un personaje grandullón y bondadoso que me pellizca el corazón cada vez que habla.

5.  ¿En quién te inspiraste para crear estos personajes?

       La verdad es que en nadie en concreto. Tal vez he cogido rasgos de algunas personas populares pero, por primera vez, ellos no tienen carne y hueso y solo existen en mi imaginación. Tendrán las caras, sonrisas y labios que los lectores les quieran dar y ojalá sean muchas y diferentes.

6. ¿Cómo surgió la idea de la que nació esta nueva historia?

       La vida me fue dejando pistas hasta que surgió la idea. La primera apareció cuando terminé el máster de dirección cinematográfica. Me concedieron unas prácticas en el departamento de dirección de una ficción nacional. Mi puesto consistía en llevar a los actores. Un día estaba en el camerino con la protagonista femenina y se quebró, porque estaba pasando un mal momento y la prensa se cebaba, porque lejos de lo que pueda parecer leía todos los comentarios de las redes y sufría. La consolé y, después de bastante rato haciendo el mono, logré que dejase de llorar y se riera. Por aquel entonces iba a publicar Un océano entre tú y yo en Planeta y estaba tan feliz que no existía un ser humano a mi alrededor que no lo supiera. Entonces ella me miró y me dijo: “¿Por qué no haces una historia sobre esto, sobre el otro lado de la fama? ¿Por qué no les recuerdas que somos personas?”.

        Todo se quedó ahí, en ese instante que se perdió en cuanto nos llamaron y tuvimos que salir al set, pero sus palabras se instalaron en mi interior y me acompañaban. Hasta que llegó Justin Bieber. No era fiel seguidora del cantante, me gustaban algunas canciones, nada más. Escuché algunos temas de Purpose en la radio y terminé comprándome el disco. Una mañana, en el eterno atasco de Madrid rumbo al trabajo, lo puse, alto, para despertarme. Y llegó su voz, la canción, el tema en el que uno de los artistas más cuestionados pedía lo mismo que ella, suplicaba al mundo que recordasen que era humano.  “My life is a movie and everyone's watching”, “It's like they want me to be perfect but they don't even know that I'm hurting” o “Don't forget that I'm human, Don't forget that I'm real”, fueron las frases que me activaron. Ahí estaba. El sufrimiento. El dolor. Lo enrevesado de la fama que provoca que nos creamos con derecho a juzgar, dañar, a olvidar que ellos tienen corazón, y algunas veces los latidos les pueden doler.

   De hecho, el vídeo de Company de Justin Bieber (https://www.youtube.com/watch?v=gdx7gN1UyX0) esconde muchas escenas que podrían ser de Julien y, por más que lo veo, no puedo evitar que en el segundo 31 se me parta el alma.

7. ¿Por qué la has llamado “El club de los eternos 27”?

        El Club de eternos 27 hace referencia a la leyenda negra de la música, Forever 27 Club en inglés, una que se utiliza para referirse a un grupo de músicos populares que fallecieron a esa edad por lo general en casos relacionados con el abuso de alcohol y drogas como, por ejemplo, Jimi Hendrix, Kurt Cobain o Amy Winehouse. Habla de la parte oscura de la fama, de los desfases, de la soledad de la cima, de todo lo que se refleja en estas páginas. 

8. Sabemos que esta novela ha sido muy especial para ti, ¿por qué?

         Contestar a esto sin hacer ningún spoiler es bastante complicado (Risas.). Todas las historias que escribimos son importantes, de hecho, después de casi un año del parón post Julien por fin han llegado los personajes que me han devuelto la ilusión de teclear. Supongo que El Club de los Eternos 27 es especial por él, porque con temor de parecer una pirada llegó un momento en el que existía, en el que era real, en el que conocía detalles tan insignificantes como cuál fue su primera pesadilla sin haberla escrito. Conecté en todos los sentidos de un modo que no sabía posible, sus fracasos, sus triunfos, sus anhelos, sus temores, lo que le hacía persona, lo que le hacía estrella, sus sonrisas, sus lágrimas, sus besos, su búsqueda de la cara oculta de la Luna… Todo. Julien fue evolución, fue enredo, fue experiencia… Y es que a Julien no le escribí, a Julien le viví (y no pongo nada más porque soy madre de gatos y estoy asustando al mío con tanto lloro.).

9. ¿Puedes mostrarnos un fragmento inédito, a poder ser uno de tus favoritos?

–Claro que no, Julien. –Se apartó y me miró con los cristales–. Nunca lo harás. –Se encogió de hombros y con la voz afónica de cantar pronunció la frase por la que ese concierto ha sido, es y será el más memorable de mi carrera–. Tú no eres de esos. Tú no robas el corazón a la gente, tú les recuerdas que lo tienen.”


     ¡Mil gracias por sumarte a esta sección del blog y mucho éxito, Alexandra!

Estamos seguras que después de haber descubierto todo esto, aún tenéis más ganas de saber todo lo que Julien y Crysta tienen que contarnos y, sobre todo, hacernos sentir. Saldrá la venta el próximo lunes, día 22 de enero. ¿A qué esperáis para haceros con el libro? Podéis leer el primer capítulo aquí.


18 ene. 2018

Reseña Vuelves en cada canción





Título: Vuelves en cada canción (Está sonando nuestra canción, 2)
Autora: Anna García
Editorial: Harlequin






Sinopsis

            A veces nos olvidamos de que, aunque esté nublado y llueva, termina saliendo el sol.
Connor ha dejado todo atrás. Familia, amigos y, sobre todo, a Zoe. Incapaz de verla feliz en brazos de otro, tomará la determinación de alejarse, aunque a pesar de la distancia será incapaz de olvidarla, porque todo le recuerda a ella.
Herido, enfadado consigo mismo y perdido, intentará reencontrarse siguiendo los pasos de su padre, tal y como él le ha pedido. Un viaje en el que conocerá gente que cambiará su manera de ver las cosas, que le ayudará a profundizar en sus raíces irlandesas. Un viaje para intentar recomponer su existencia…

Opinión personal

            Tras el desenlace de la primera parte de esta historia, llegó el momento de descubrir qué ocurre con Connor y Zoe y el resto de personajes. Todo quedó claro tras lo que pasó y ambos protagonistas saben que no pueden volver a estar juntos. El dolor es aún demasiado intenso. Deberán empezar de nuevo y retomar sus vidas, rehacerse de nuevo para seguir adelante. Pero, ¿podrán hacerlo sin estar juntos?

            En esta nueva entrega de la historia de estos hermanos vamos a ver cómo encauzan sus vidas. Kai y Sarah se adaptarán a una vida en familia, tendrán sus más y sus menos pero lucharán por salir adelante. Evan es consciente de que lo que sintió una vez, no tiene nada que ver con lo que siente cuando está con Hayley. Se entenderán a la perfección y se arriesgarán a vivir su historia de amor. Y Connor y Zoe son el punto y aparte. Tienen que reencontrarse a sí mismos y necesitan hacerlo por separado. La traición, la pena y la distancia pesan demasiado entre los dos y cada vez les alejan más. ¿Pueden olvidarse fácilmente cuando todo les recuerda a  lo que ya tuvieron y se les escapó entre los dedos? Cuando hay presente un amor como el suyo, ¿ todo merece la pena? Lo descubriréis leyendo la novela…

            Connor tomó inmediatamente la decisión de alejarse. Su padre le puso en el camino adecuado y él estuvo dispuesto a marcharse si con eso lograba olvidar. Los remordimientos y la culpa forman una losa que está destrozando su corazón a pasos agigantados. Sabe que hizo mal y que Zoe no puede perdonarle; hay errores que no tienen perdón. Pero por eso mismo debe irse, no soporta la idea de que, en un día no muy lejano, ella encuentre a alguien con el que compartir su vida y él no puede ser testigo de ello. Seguirá las huellas de Donovan en el pasado y conocerá sus raíces irlandesas, lo que incluye a parte de su familia. Allí, entre recuerdos y paisajes donde el color verde es el predominante, se reconstruirá, dejará que el viento arrastre el dolor y vuelva a ver con mediana claridad qué es lo que desea y necesita para ser feliz. Zoe, por su parte, intentará seguir adelante. Conoce a gente nueva, no se aleja de la familia que tan bien la ha acogido y tiene la inmensa suerte de que, gracias a Connor, por fin va a dedicarse a lo que más le gusta. Pero todo ello no brilla de la misma forma. Le necesita a él para vivirlo intensamente. Las heridas sanarán pero las cicatrices amenazan con quedarse y ser visibles, la verdad saldrá a la luz. Deben estar preparados para superar sus miedos y arriesgarse, ya que la vida es corta y solo se vive una vez.

            Esta segunda parte sigue la misma línea que su predecesora, aunque la trama es más intimista e intensa. El ritmo de la historia no decae en ningún momento y, nada más empezar a leer, no puedes parar hasta que llegas y descubres el final. Los personajes están genialmente construidos y aquí se vuelven más cercanos y humanos. Más reales. Sentimos en nuestra propia piel lo que ellos sienten y van viviendo. Nos mantenemos a lo largo de las páginas ancladas en una montaña rusa de emociones y con los sentidos alerta. Todos evolucionan, pero los protagonistas crecen y maduran,  conociéndose y reconstruyéndose a cada paso, siendo capaces de buscar su propio final feliz y protegiéndose a pesar de la distancia. Ha sido una delicia dejarme envolver por la pluma sencilla y fascinante de la autora. Y qué decir del epílogo, yo que adoro los epílogos. En esta novela hay tres por falta de uno, y cada uno igual de especial que el anterior. Y es que pueden pasar años pero el amor y la familia siempre perduran. Felicidades, Anna. 

Puntuación: 4.5/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

** Encontrarás la reseña de la primera parte de esta bilogía aquí.


16 ene. 2018

Reseña La isla de lo eterno

Autora: Cristina Roswell
Editorial: Ediciones Kiwi






Sinopsis

        Año 1719. El Capitán Carlos Vásquez, un oficial de infantería de marina del ejército español, se ofrece voluntario para viajar a Escocia y participar junto a sus hombres y algunos clanes de highlanders en la rebelión jacobita. Lleva la intención de dejar atrás no solo su país sino los recuerdos de un corazón roto, el suyo, y comenzar una nueva vida... pero la perder sin llegar a conseguirlo.

Año 2017. Ariadna Álvarez, una joven periodista española absorbida por su trabajo, recibe la noticia del fallecimiento en Edimburgo de su hermana menor, Iveth. En un intento de ahorrarle dolor a su madre, enviudada recientemente, decide ocultarle la noticia y hacerse cargo de todo por su cuenta. Tras viajar a la capital escocesa encuentra el diario de su hermana, en el que tenía recogidos los planes de una escapada por las Highlands que solo quería realizar con ella. Sintiéndose culpable por no haber podido cumplir sus sueños, decide embarcarse en el viaje junto a Beathan, el novio de Iveth.

El punto álgido del recorrido será el castillo de Eilean Donan, donde se encontrará con el espíritu de Carlos, al que solo ella puede ver. Con la ayuda de Ariadna, el soldado intentará averiguar qué le ata al castillo y a este mundo, impidiéndole cruzar al Más Allá, mientras ambos lidian con sus respectivos problemas personales y en el proceso descubren sentimientos que nunca pensaron podrían volver a experimentar.

¿Crees en las almas gemelas? Si existe una sola persona adecuada para cada uno, ¿qué ocurre cuando esta muere sin encontrar a su pareja?


Opinión personal

            Los que me conocéis sabéis que no leo nada de fantasía, paranormal… No me llama la atención ni me resulta creíble. También, que todo lo que haga referencia a Escocia me atrae cual imán. Y la portada de este libro me enamoró a primera vista. La sinopsis también provocó que le diera una oportunidad a la historia. Y a pesar del toque paranormal en la trama, hecho que advierte la autora en el prólogo, no me ha disgustado. Cierto es también que esperaba que la novela discurriese de otra forma.

           La protagonista de esta historia es Ariadna. Es periodista y vive, exclusivamente, por y para su trabajo. No tiene tiempo para nada más, inclusive su familia. Un día cualquiera recibe una llamada que le informa de la muerte de su hermana pequeña, Iveth. Ahora ya se le ha acabado el tiempo. Viajará a Escocia y de la mano de su hermana a través de su diario, recorrerá el país y cumplirá uno de los sueños que le quedó pendiente. El castillo de Eilean Donan será el punto de partida de algo que cambiará sus creencias y su vida para siempre. Y es que allí está Carlos, un capitán del ejército español del siglo XVIII. Es un fantasma que solo Ariadna puede ver. Ella le ayudará a que tome conciencia de su estado actual, no se pierda entre las brumas de su antigua realidad y descubra qué le ocurrió y por qué continúa allí sin cruzar al otro lado. Durante todo ese proceso, Carlos comenzará a sentir algo por esa joven tan distinta a las mujeres de su época y que le hace desear cosas realmente imposibles. ¿Qué pasa cuando lo único que te separa de tu alma gemela es la muerte? ¿Es la muerte la única que puede unirlos?

            Conforme vamos avanzando en la lectura de la obra, vemos a una protagonista más abatida y triste. El sentimiento de culpa y los remordimientos por anteponer su trabajo a todo lo demás y no disfrutar con su hermana, pesan demasiado. A todo ello se une la mentira que ha ideado para ocultarle el trágico suceso a su madre. Solo lo ha hecho para protegerla, aunque, en el fondo, es consciente del terrible error que está cometiendo. También la frustración y la incredulidad harán mella en ella. Con Carlos intenta mantener la mente abierta aunque cueste y, poco a poco, comienza a dejarse llevar por lo que el destino quiere depararle y pensar menos en el qué dirán. Al finalizar la novela, Ariadna es una mujer distinta, mucho más madura y segura de sí misma y de lo quiere, valiente y arriesgada, aunque todo el mundo la tache de loca. El personaje de Carlos también sufre una gran evolución a lo largo del argumento. De lo perdido que se encuentra al principio pasa a amar incondicionalmente a la mujer que ha detenido toda su vida y aparcado su dolor para ayudarle y permitirle ser su sombra.

          Una novela diferente a lo que estoy acostumbrada a leer, pero que me ha sorprendido gratamente. La trama está muy bien hilada, desarrollada y documentada, a pesar de lo complejo del tema que trata. Por momentos, me he trasladado a Eilean Donan y he paseado por su interior. ¡Hasta he visto normal hablar con un espíritu! (Hecho que para la mayoría de la gente no lo es. Perdonadme si creéis en ellos). Y eso es mérito de la autora, que hace que te adentres en la historia y la vivas en primera persona. Su pluma es sencilla, directa, ágil y muy cuidada. Todas las escenas están descritas con mimo. Los diálogos entre ambos protagonistas son divertidos y entretenidos. Los personajes secundarios también aportan su granito de arena para hacer más completa y rica a la novela. Otro punto a favor de esta historia es el final. Emotivo y perfecto. El único final posible dada la atípica pareja que la protagoniza. ¡Me han encantado también las ilustraciones que contiene el libro en su interior! Y mi pregunta es: ¿crees en las almas gemelas aun cuando la muerte las separa?

Puntuación: 4/5

* Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.


12 ene. 2018

Reseña Está sonando nuestra canción




Título: Está sonando nuestra canción (Está sonando nuestra canción, 1)
Autora: Anna García
Editorial: Harlequin







Sinopsis

Zoe conoció a Connor y le odió al instante. En cambio, se enamoró perdidamente de Sully sin conocerle. ¿Qué pasará cuando descubra que ambos son la misma persona?
Sarah no tiene tiempo para conocer a nadie, pero el destino pondrá a Kai en su vida, alguien completamente distinto a ella. ¿De verdad los polos opuestos se atraen tanto como para llegar a perder los papeles?
Hayley no cree en el romanticismo, solo pretende pasarlo bien... Hasta que conoce a Evan, un tío al que ella definiría con una sola palabra: aburrido. ¿Cómo logrará Evan que Hayley se enamore de él?
Esta es la historia de tres hermanos y de su padre, Donovan, el cual realizó una promesa a su esposa antes de que ella muriera: asegurarse de que sus hijos fueran felices. Y está dispuesto a cumplir con su palabra aunque para ello tenga que entrometerse en sus vidas.
"¿Se puede estar enamorada de alguien incluso antes de conocerle?"


Opinión personal

            Tercera historia que leo de la autora y con la que me ha vuelto a conquistar. Una novela donde las segundas oportunidades sí son buenas y la familia es el nexo de unión que hace que todo sea posible. Una historia coral en la que sufres, ríes y te emocionas con cada uno de los personajes.

            Los protagonistas indiscutibles de esta historia son Connor y Zoe. Pero también conocemos a Evan y Kai. Y a Hayley y Sarah. Y a Donovan, el gran Donovan. Padre de tres hombres intensos que está dispuesto a cumplir la promesa que hizo hace muchísimo tiempo. Zoe y Connor no se conocen en idóneas circunstancias. Él está atravesando el peor momento de su vida y a ella no le cae bien. Un teléfono olvidado en el taxi, le hará que cambie su percepción sobre él. Kai no necesita a nadie en su vida porque no tiene nada que ofrecer. Hasta que aparece Sarah y le planta cara. Y Hayley, la mejor amiga de Zoe, se queda prendada de Evan al conocerle, pero él no es libre… Todas estas historias de amor se entrelazarán de forma deliciosa, donde el destino y la sabiduría de Donovan harán de las suyas.

            Zoe y Connor son dos personajes cercanos, reales y auténticos. Ella es taxista y asiste a clases de pintura en su tiempo libre, que es realmente lo que le apasiona. Es impulsiva, alocada, sincera y una romántica empedernida. Una noche en la que tiene turno con el taxi conoce a Connor y no tiene una buena impresión de él. Después, gracias a un móvil olvidado se enamora perdidamente de un hombre que está sufriendo por un desamor. ¿Qué pasará cuando sepa que ese hombre misterioso y el tal Connor son la misma persona? ¿Cómo se tomará él que le haya ocultado la verdad? Connor creyó que había conocido a la mujer de su vida y cuando ésta le abandonó, un agujero negro se abrió ante él amenazándole con engullirle. En cambio, al conocer a Zoe sabe que lo que sintió antes no es nada comparado a lo que ella es capaz de remover en su interior. Pero, ¿realmente está preparado para pasar página? ¿Qué debe hacer si las sombras vuelven a acechar?

            Ambos personajes se hacen necesarios en la vida del otro. Connor comienza a relajarse y a ser él mismo cuando está con ella. Importa menos el qué dirán y más lo que siente cuando está a su lado. Se vuelve más comunicativo, amigable y romántico, quien nunca debió de dejar de ser. Las responsabilidades no pesan igual cuando se empieza a apoyar en sus hermanos. Zoe vive intensamente cada instante en compañía de Connor. Está dispuesta a ayudar en todo lo que sea necesario. Sabe lo que quiere y va a por ello. Aunque es muy cabezota. Pero todo no dura para siempre. Volverán los fantasmas del pasado que tanto han intentado ocultar. ¿Serán fuertes los cimientos de lo que han construido?

            La autora ha creado una novela intensa, especial y romántica con personajes profundos, muy bien construidos y creíbles, donde la suerte, el destino, el amor y el desamor en todas sus vertientes, el humor, la superación de la pérdida y el dolor, el temor y el perdón tienen cabida. La trama es ágil, está muy bien hilada y es adictiva desde que posas tus ojos en las primeras páginas. A través de ella, mediante una pluma con una narración exquisita y mágica, nos adentramos en un tiovivo de emociones. Me ha encantado la sensibilidad y delicadeza con la que se trata el problema que aqueja a Donovan, sobre el que, prácticamente, gira toda la historia. Supone un punto de inflexión en la vida de todos los personajes, tanto principales como secundarios, y hace aflorar esa unión y protección tan fuerte entre los hermanos y las mujeres que han llegado a sus vidas para ponerlas del revés. El final creo que es el adecuado teniendo en cuenta que existe segunda parte… Deseando perderme en ella.

Puntuación: 4.5/5


10 ene. 2018

Descubriendo más de... Todos mis ex (Bárbara Lorenzo)

            ¡Hola chicos!

         ¿Qué os parece descubrir algunos detalles de la nueva novela de la autora Bárbara Lorenzo? Hemos hablado con ella y esto es lo que nos ha contado sobre Todos mis ex, que estará a la venta a través de Amazon. ¡Y nos ha dejado un fragmento inédito de la historia! ¿A qué esperáis para leerlo? ¿Queréis conocer ya a Olivia McCain?


    1.      Llega el nuevo año y lo celebras con la publicación de una nueva obra, Bárbara. ¿Qué vamos a encontrar en “Todos mis ex”?

Todos mis ex es una novela que lleva guardada mucho tiempo porque nunca veía el momento de publicarla. Es una sensación extraña entre el miedo compartirla y las ganas porque los lectores conozcan a Olivia.

En ella vamos a descubrir la historia de Olivia y todos los hombres que han pasado por su vida, pero lo haremos de una forma diferente porque ella los recordará mediante una película.

    2.      ¿Cómo surgió la idea de crear esta historia?

Hace tanto tiempo que tuve la idea que no lo recuerdo bien. Lo que si puedo deciros es que desde el primer momento tuve clara la trama, los personajes, qué pasaría con cada uno de ellos y qué papel tendrían en la vida de la protagonista. También salió a la primera el título. Ha sido la única de mis novelas que tenía título antes de empezar a escribirla.

    3.      ¿Quién es Olivia McCain?

Olivia McCain es una chica que nació en un pueblo de Carolina del Norte, pero que por sus inquietudes termina convertida en una famosa bloguera de moda que vive en Los Ángeles.

    4.      ¿Esta novela constituye un viaje al pasado, presente y futuro de su protagonista?

La mayor parte de la novela sí, es un viaje al pasado. Los primeros capítulos se desarrollan en el presente, durante el día del 40 cumpleaños de la protagonista y en qué sucede tras ser atropellada camino a su fiesta. Quiero aclarar que ese momento no es triste ni supone ningún sufrimiento para ella, más que nada, porque cuando llega al cielo es recibida por su ángel de la guarda que es el doble de Adam Levine.

El resto de capítulos es un viaje al pasado a través de los ojos de Olivia y de lo que ella ve en la película de su vida junto a Matthew, que así se llama el ángel.

    5.      ¿En quiénes te inspiraste para crear a los ex?

Son tantos que hay un poco de todo. La mayoría son actores: Bradley Cooper, Dylan O´Brien…, y algún otro no tan conocido. De hecho, yo lo he descubierto gracias a buscar inspiración. También hay un jugador de beisbol profesional, que como uno de los ex de Olivia, juega en el equipo de los Dodgers.

    6.      ¿Ha supuesto un reto para ti escribir el libro? ¿Qué parte te ha costado más contar?

Ha supuesto un reto desde el punto de vista de que son siete historias de amor diferentes con una única protagonista femenina. Su personalidad no podía ser muy diferente de un chico a otro, pero he conseguido que se note su evolución personal. Durante la relación con Colton, el primer novio, ella está en el instituto por lo que su forma de actuar y ver las cosas tenía que ser diferente a cuando conoce a Ben con 35 años.

Ha sido divertido, y un poco complicado a la vez, crear siete primeros encuentros, siete primeras citas, siete primeros besos…, pero sobre todo ha sido muy muy difícil construir siete finales sin que ninguno de ellos sea como el anterior. Va a haber de todo: sorpresa, alegría, pena, decepción… Yo misma he experimentado esos estados mientras la corregía.

    7.      ¿Es diferente a tus otros títulos publicados?

Sí. Yo creo que por la forma de relatarlo puede saberse que es mío, pero la manera de plantear la historia y la trama sí que son diferentes.

    8.      ¿Nos puedes adelantar un fragmento inédito de la historia?

Lo observo con curiosidad y llena de sentimientos contradictorios. Quiero unos minutos para asimilar la situación. Me está sucediendo algo surrealista, necesito contárselo a alguien y ¿a quién tengo al lado? Al doble celestial de Adam Levine. Si esto es una broma, nadie va a creérsela cuando la cuente.
—¿En serio que no te burlas de mí? —Mi voz suena cada vez más apagada.
—Me temo que no. —La suya también es pesarosa—. Bienvenida, Ann.
Abro los ojos de par en par, casi salen de las órbitas de la emoción, al oír ese nombre. Esa no soy yo y, por segundos, la euforia de que todo sea un error me posee.
—Lo sabía. Sabía que estabas equivocado —digo, saltando como una niña.
—Espera, ¿no eres Ann? —Hace una mueca divertida. Va a terminar cayéndome bien ahora que voy a marcharme.
Se lleva la mano a la parte trasera de los vaqueros y saca de unos de los bolsillos un montoncito de pequeños post-it escritos con tinta verde. Busca algo entre ellos, arrugando los que lee y guardándolos en el bolsillo delantero para no tirarlos al suelo. Este tipo es un completo desastre. Es muy tierno verle rascarse la cabeza cuando parece que al fin lo ha encontrado.
—A ver, aquí estás: Olivia. Olivia McCain.
Frunzo el ceño, disgustada. Me siento como si hubiesen arrojado sobre mí una losa de mil kilos. Parece que no voy a salir con tanta facilidad como creía. Chafada por la noticia, vuelvo a sentarme sobre la acera mientras Matthew, de pie, termina de revisar sus post-it. Pocas veces había pensado en mi muerte o qué pasaría tras ella, pero desde luego jamás lo imaginé de esta forma. Tenía la idea, supongo que como la mayoría, de que me encontraría con seres alados vestidos con impolutas túnicas blancas saltando entre nubes de algodón en el cielo más azul nunca visto. Pero no, estaba equivocada.
—Doctora Olivia McCain. ¡Guau! —suelta, sorprendido, apartando la vista de su nota. Ahora que estoy algo más relajada, me fijo en que tiene unos preciosos ojos donde el verde y el marrón se entremezclan—. Esta muela de aquí, me está dando problemas. —Se agacha para estar a mi altura, abre la boca y la señala con el índice.
—Cierra la boca —le ordeno con un golpe en el brazo—. Hace años que dejé ese trabajo.
Matthew, con gesto extrañado ante lo que le digo, vuelve a revisar la información que le han pasado sobre mí. Dejo mi asiento en la acera, y él me imita. Es algo más alto que yo. No sería mucho más si mis preciosos zapatos no se hubiesen roto y pudiera usarlos, claro está.
—Bloguera de moda —lee en voz alta—. ¿Eres bloguera de moda? —repite, mirándome de arriba a abajo como si no le hubiese escuchado la primera vez. De pie, asiento cruzada de brazos. Empieza a cansarme que lo cuestione todo—. ¿Qué demonios es una bloguera de moda?
—A grandes rasgos, alguien que da nociones de moda. Qué ponerse, cómo hacerlo... Fotografío lo que me pongo para que inspire a la gente a la hora de vestir. — Me mira, estupefacto—. Es un poco complicado.
—¿En serio alguien puede ganarse la vida con eso?
Resoplo y pongo los ojos en blanco pidiéndome paciencia a mí misma, no vaya a resultar que esto sea una prueba para ir al cielo y, por ser una borde de cuidado, me gane de cabeza el billete al infierno.
—¿Cuánto tiempo se supone que debo estar aquí? —cambio de tema. No me queda más remedio que asumir mi supuesta muerte a pesar del montón de cosas que me quedaban por hacer. Así que cuanto antes, mejor.
—No tengas tanta prisa —me dice Matthew con las manos en los bolsillos y con una pose de lo más relajada. Imagino que es una consecuencia de tener por delante toda la eternidad—. ¿A dónde quieres ir?
—Al cielo —afirmo, visiblemente convencida de que ese es mi lugar.
Su respuesta es una fuerte risotada que me molesta. «¿Se está riendo de mí este impostor de Adam?». Coloca sus manos sobre mis hombros y, como si hablase con una niña, me explica el funcionamiento del sitio.
—Para eso debes morir del todo. Mira. —Señala el suelo. Como por arte de magia, un agujero del tamaño de una alcantarilla se abre ante nosotros. Mi instinto me lleva a agarrar su brazo y saltar hacia atrás para alejarme por miedo a caer en él.
—¿Cómo has hecho eso? —pregunto, estupefacta con la otra mano sobre el pecho. Mi corazón late a mil por hora.
—Es cuestión de práctica —me explica, sonriente.
—¡Esa soy yo! —exclamo al verme tumbada en la cama de un hospital—. ¡Uf!, ¡qué mala cara...! ¿Qué me pasa?
—Has sido arrollada por un coche en la calle cuando te dirigías a tu fiesta de cumpleaños. Se te quedó el tacón atrancado en una alcantarilla y preferiste rescatarlo poniendo tu vida en peligro en lugar de apartarte de allí.
Ahora me doy cuenta de lo idiota que soy a veces, abstraída por cosas materiales. Ben tenía razón, he perdido el norte. En lugar de abandonar el zapato y llegar cual Cenicienta a mi fiesta, intenté rescatarlo como si fuese el último tacón sobre la Tierra. Y para qué... para, en lugar de estar riéndome de la anécdota con mis amigos durante semanas, terminar el día de mi cuarenta cumpleaños en compañía de un desconocido, viendo cómo mi madre y mi hermana me acompañan mientras estoy hospitalizada en coma.
Primera lección aprendida: todas tus pertenencias se quedan ahí abajo. Nada de lo que veneras en tu vida terrenal te sirve aquí, así que aprovéchala para llenarla de momentos preciosos que sí podrás llevarte contigo como me han mostrado los cuadros de la entrada.
—Y ahora, ¿qué pasa? —Estoy un tanto desconcertada. —Ahora nos vamos a un sitio, quiero enseñarte algo. Andando.
    9.    ¡Mil gracias por sumarte a esta sección del blog y mucho éxito!
Gracias a vosotras por darme esta oportunidad de poder hablarle a vuestros lectores de mi novela. Ojalá se animen a leerla.



 ¡Esperamos que os haya gustado, soñadores! Si queréis saber más sobre esta historia recordad que mañana, día 11 de enero, sale a la venta. La encontraréis aquí. ¡No os la perdáis! ¡Feliz tarde!