11 ene. 2016

Reseña Una canción para Novalie

Autora: María Martínez
Editorial: Titania
                   






Sinopsis

Novalie ha pasado los últimos cuatro años cuidando de su madre enferma, y esa terrible circunstancia la ha obligado a madurar demasiado rápido. Se ha convertido en una joven fuerte y decidida que sabe lo quiere; por eso no se rinde con su padre que, deprimido y derrotado por la muerte de su esposa, ha perdido las ganas de vivir.

Nick tiene un don para la música. Es un prodigio del piano. Las mejores escuelas internacionales se lo disputan. Y su familia, demasiado protectora, planea grandes cosas para él.

Novalie y Nick son polos opuestos. Dos vidas separadas por la distancia y las diferencias. Lo único que tienen en común es que ambos deberán pasar el verano en Bluehaven, una isla que esconde un pasado lleno de secretos y que cambiará sus vidas para siempre.

Opinión personal

            No soy una lectora empedernida aficionada al género New Adult pero cuando leí Cruzando los límites me encantó tanto Caleb y el lenguaje sencillo y tierno con el que se expresa María, que cuando apareció Novalie pisando fuerte, no podía dejar de leer su historia. Mi amiga invisible en Navidad contribuyó a ello regalándome el libro (gracias Paqui).

            Novalie, una chica a punto de cumplir diecinueve años, decide dejarlo todo, incluso olvidándose de su futuro y de ella misma, para atender y cuidar a su madre enferma. Cuando ella muere, su padre Graham, se suma en una profunda depresión centrándose en su dolor y olvidando cómo se siente su hija. Se ve incapaz de seguir adelante y de hacer nada por ella por lo que deciden trasladarse a su pueblo natal, Bluehaven, una pequeña isla que es un gran enclave turístico donde viven la hermana y cuñado de Graham. Éstos adoran a Novalie como si fuese su propia hija. El mismo día que están llegando en ferry a la isla, Novalie tiene un encuentro accidentado con Nick, un chico al que no había visto nunca y que le llama poderosamente la atención.

            Nick regresa a pasar el verano a casa tras dos años de ausencia. No hay nada mejor que Bluehaven para desconectar y ser una persona anónima todo el tiempo y para todo el mundo. Un habitante más del pueblo al que nadie le echa cuentas. Llegando al puerto, conoce en el ferry a una chica que parece extranjera. Su estilo a la hora de vestir contrasta mucho con su mundo.

       A partir de ahí, cuando ambos se encuentran por las calles del pueblo, lo hacen en medio de desafortunados accidentes. Al parecer, están destinados a conocerse por lo que comienzan una relación de amistad, en la que cuando salgan a flote los sentimientos que quieren ocultar, todo cambiará.

            Nick tiene trazada su carrera gracias a su talento y la insistencia de su familia, algo que no le llena ni completa. Cuando Novalie le haga la pregunta correcta y él se sincere para responder a la misma, sus proyectos de futuro cambiarán irremediablemente, y más si Novalie le acompaña en el camino. Ella, por su parte, a pesar de no haber terminado el instituto no se siente inferior a nadie y no quiere que le arrebaten su futuro, como ocurrió con parte de su adolescencia. Desea que esté ligado al de Nick. Pero todo no será un camino de rosas: la familia de Nick y algún individuo más intentarán por todos los medios acabar con su relación impidiendo que lleven a cabo sus sueños.

            Novalie, una chica noble, gentil, bondadosa, inteligente, leal hasta decir basta con los suyos, fuerte a pesar de todos los reveses que le ha dado la vida para ser tan joven, y tremendamente sincera, aparece como un torbellino en la vida de Nick, desmontándola al instante. Nick, el tipo serio, responsable, educado, comprometido con su trabajo y que sigue al pie de la letra las reglas que han trazado para él,  se da cuenta cuando aparece en su vida una chica con un nombre precioso, que todo lo que le rodea  es fachada, que él es algo más. Se necesitan mutuamente para seguir adelante y conseguir lo que anhelan.

            Una novela tierna, fresca, adorable y que rebosa amor por todos lados. Una historia que invita a no despegar la vista de sus páginas y que cuando terminas de leer la última, la sonrisa que se te dibuja en los labios es simplemente de felicidad. Doy fe.


Puntuación: 5/5

1 comentario:

  1. Yo no he leído nada de Maria Martinez hasta el momento, pero después de leer esta sinopsis, y esta opinión tan maravillosa, tengo claro q será uno de los próximos q lea. Muaks.

    ResponderEliminar

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!