27 nov. 2015

Reseña No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas





Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
Autora: Laura Norton
Editorial: Espasa








Sinopsis

Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título.

¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaria mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.

Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos…

Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especia de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver…

Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.


             Opinión personal

Este es uno de esos libros que si no me lo hubieran recomendado lo habría leído igual, ¿Por qué? Porque es de esos libros que compraría por la portada, y es que en el momento que vi esos dos flamencos rosas llamando mi atención ya tenía ganas de devorarlo. 

Esta historia nos adentra en la vida de Sara, una chica que en el momento que decide tomar las riendas de su vida, es testigo de cómo todo se viene abajo. Pero no toda la culpa es suya sino que el universo confabula para que su calmada vida se convierta en un auténtico caos.

Todo comienza con una Sara adolescente que termina estudiando química, a pesar de su éxito como encargada de vestuario en la función del instituto. Sin embargo, en el momento que está estudiando las oposiciones se da cuenta de que lo que realmente quiere ser es plumista, una profesión muy poco reconocida que implica un trabajo duro y donde es muy complicado hacerse un nombre.

Sara le comunica a su familia la decisión que ha tomado y tras una larga discusión se muda al antiguo piso de su abuela para instalar en el local de abajo su nuevo negocio. Al poco tiempo de instalarse su hermana, Lucia, se mete a vivir allí con su nuevo novio. Y por si esto fuese poco, a esta joven pareja hay que unirle el padre de ambas, que se muda al piso tras una discusión con su esposa y con una profunda depresión. Todo esto ocurre la misma semana que tiene lugar la visita de Roberto, el chico de Sara, que viene a visitarla desde París y al que no ve desde hace más o menos un año. Pero este no vendrá solo, sino que lo hará a acompañado de un amigo que hará que nuestra protagonista piense cosas que no son.

Tras todos los sobre saltos que Sara se llevará en su nueva vida y después de vivir mil y una aventuras con todos los personajes que tiene metidos en casa, la plumista se da cuenta de que igual eso de la pluma no es lo suyo. Y tras un gran fracaso decide darle a su vida un giro de 180 grados para vivir una nueva vida junto a su chico, pero tampoco está muy convencida de hacerlo. ¿Qué ocurrirá con Sara en esta ocasión? ¿Volverá a sus oposiciones y su tranquila vida? ¿Cómo terminará toda esta locura?

Esta es la primera novela de Laura Norton y sin duda alguna merece la pena leerla. Es fresca, muy divertida y entretenida. Ideal para pasar un rato ameno desconectado del mundo e inmersa en las locuras que sacarán de quicio a Sara. La recomiendo y ya estoy deseando que salga la siguiente novela de esta escritora para volver a devorarla.

Puntuación: 4/5

1 comentario:

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!