4 nov. 2016

Reseña Tentaciones peligrosas





Título: Tentaciones peligrosas (1º Trilogía Peligrosa)
Autora: Nerea Vara
Editorial: Autopublicado


Sinopsis

           Gracias a la numerosa fortuna que sus padres les dejaron, Wendy y Rick ha podido vivir sin problemas. Ella es rechazada por la universidad a la pretendía ir, así que decide que ya es hora de volver a San Francisco, tras cuatro años estudiando en París. Su hermano lleva una vida de vicios. Es dueño de un concesionario de vehículos y le sobra el dinero. Cuando Wen le dice que quiere volver a casa, se alegra por volver a tenerla cerca pero no por los problemas que pueda causarle.
            Él vive con su mejor amigo, Josh. Wendy y Josh nunca se ha soportado y esto es algo que preocupa a Rick inmensamente. Josh es igual que él, vicioso y con una vida nada recomendable para su hermana. Su día a día consiste en trabajar unas pocas horas y dedicar el resto del tiempo al juego, las fiestas, los coches, las peleas y a las mujeres, sobre todo a las mujeres. Puede controlar a su hermana, mantenerla lejos de ese mundo oscuro…o al menos eso cree él.
            Aunque pronto se dará cuenta de que la dulce y pequeña Wen ha crecido, y ya no es la misma de hace cuatro años…

Opinión personal

         Esta es una de esas historias que al principio te echa un poco hacia atrás, sobre todo por el lenguaje tan directo que utilizan en determinadas ocasiones, pero que al final termina ocupando un hueco dentro de ti, tan profundo que no puedes esperar haber terminado un libro para empezar con el siguiente de la trilogía. Soy consciente de que, muy en el fondo me costará despedirme de estos personajes.
            La historia comienza cuatro años atrás, cuando Wendy y Rick pierden a sus padres. Él es algo mayor que ella, pero está disfrutando de su reciente libertad, por lo que decide mandarla a un internado al otro lado del mundo para quitarse las responsabilidades de cuidar a una adolescente y poder llevar a cabo su vida de pecado y placer.
            Cuando Wendy cumple los 18 años, no es admitida en la universidad de París, por lo que decide volver a casa y estudiar periodismo en San Francisco. Sin embargo, esta situación le provoca sentimientos encontrados, ya que por una parte, esta como loca por regresar al lado de su hermano, pero por otra, tendrá que compartir casa con el odioso de Josh. Este es el mejor amigo de Rick y la pesadilla de Wendy, ya que ambos no se soportan.
            Wendy regresa a casa para encontrarse en el apartamento de su hermano una de sus fiestas, la primera en la frente. Algo que no le gusta nada y tendrá que soportar cada vez que a ellos les apetezca pasar una tarde de sexo, drogas y alcohol. Por si esto fuese poco, los dos amigos están metidos en una vorágine de carreras y peleas ilegales que aumentan sus ingresos mensuales. Es en una de estas carreras donde Wendy se encuentra con un antiguo amigo que conoció en París y que resulta ser el hermano del enemigo de Josh y Rick. Pero eso a ella le da igual y decide que a pesar de todo va a seguir manteniendo una amistad especial con Connor, algo que, particularmente, a Josh no le hace demasiada gracia.
Y por si esto fuese poco, ambos protagonistas, es decir, Josh y Wendy empiezan a darse cuenta de que las cosas entre ellos ya no son como antaño. Ella ya no es la niña tonta que les impedía salir de fiesta y desfasar, y puede que él no sea tan odioso como Wendy recordaba. Es en una tarde que pasan juntos donde todo el fuego surge entre ellos para terminar consumiéndolos. Sin embargo, están dispuestos hacer todo lo posible para que esa llama no vuelva a prenderse. ¿Lo conseguirán?
Esta novela me ha sorprendido gratamente a lo largo de sus páginas. Lo que más me ha gustado es que está redactada desde el punto de vista de ambos personajes, algo que me seduce mucho, ya que me ayuda a conocer los sentimientos y pensamientos de ambos. Al principio se me hizo un poco pesada pero una vez entré de lleno en su trama, cuando quise darme cuenta había terminado de leerla y dos lagrimones recorrían mis mejillas. Otro aspecto a resaltar es que a pesar del lenguaje tan soez que utiliza en alguna ocasiones, y que los personajes necesitan, las escenas más íntimas están escritas de una forma delicada y limpia. Ya estoy devorando el segundo volumen para ver qué ocurre entre Wendy y Josh. Solo me queda decirle a la autora que ha ganado una fiel lectora.

Puntuación: 4/5

* Gracias a la autora por el envío del ejemplar.

1 comentario:

  1. Wow! No me esperaba algo así, tenía miedo, jajajaja. Me alegra mucho que te haya gustado y haya conseguido llegarte tan profundo como a mí al escribirla. Deseando que las otras dos te enamoren <3

    ResponderEliminar

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!