28 sept. 2016

Decirte adiós


           Aquí sentada frente al mar Mediterráneo, un millón de recuerdos bombardean mi mente, y entre todos una frase resalta con letras luminosas… “Es complicado seguir cuando al corazón le da por recordar y no por latir”. Cuanta verdad encierran esas palabras, ¿no?

            Con la vista perdida entre las olas vuelvo a reencontrarme con esa niña que corría feliz, en este mismo lugar. Y a pesar de que ambos hayamos cambiado, puedo sentir como todas las sensaciones de antaño me siguen inundando. Solo puedo pensar en lo feliz que estoy de volver al lugar que me vio crecer, aunque eso no es del todo cierto, hay algo que lo empaña y eso eres TÚ. Qué irónico. Tú que no estuviste nunca en esta playa, tú que me destrozaste por dentro, tú que hace tanto que te marchaste de mi vida, tú, tú, tú…

¿Por qué has vuelto a mí? Creo que porque nunca te fuiste del todo y porque verte frente aquel escaparate removió todo mi interior, de nuevo. Esto hizo que tu sonrisa regresase ante mí, que tus ojos volviesen a reflejar el color de los míos y que las dudas retornasen, atormentarme una vez más. ¿Sentiste alguna vez por mí lo que yo sentí por ti? ¿Me necesitaste tanto como lo hice yo cuando desapareciste?

Pero, ¿sabes qué? Que todo esto ya no me importa, ya no siento la necesidad de saber qué es lo que sientes o lo que sentiste en ese momento. Todo eso se desvaneció en el momento que pisé esta arena y que volví a reencontrarme con la niña que fui y supe que antes de ti había sido feliz, supongo que después también lo conseguiré.

Hoy te escribo estas líneas con el propósito de conseguir esto último. Con la idea de que así podré finalizar este capítulo de mi vida de una vez por todas. Ya no habrá más canciones que me recuerden a ti, ya no habrá más vueltas al pasado para ver tu sonrisa, ya no perseguiré más fantasmas. Frente a este mar, me despido de ti para siempre con la firme promesa de mirar solo hacia el futuro y dejar de fustigarme con lo que tanto daño me hizo. Solo puedo esperar que todo te vaya bien en la vida y consigas ser todo lo feliz que te mereces.

Hasta siempre.




2 comentarios:

  1. hola,
    jo, que escrito, me has puesto los pelos de punta. La verdad es que es una pasada de carta... espero que no sea para mi jajajja es broma

    besitos

    ResponderEliminar

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!