4 jul. 2016

Reseña Hasta que el amor nos separe

Autora: Silvia García Ruiz
Editorial: Esencia

Sinopsis


       Anna Lacemon es una mujer inteligente, ingeniosa y cabezota que odia profundamente el día de San Valentín. Empujada por dicho sentimiento, decide crear Love Dead, un peculiar negocio dedicado a aquellos que deseen molestar a alguien con un regalo impertinente.

         Jack Brisbane, un rico y famoso empresario que adora San Valentín, es propietario de la conocida cadena de tiendas Eros, destinadas a proporcionar románticos momentos a los enamorados. Cuando el poderoso magnate Donald Brisbane le pide ayuda a su hijo para deshacerse de la fastidiosa Anna Lacemon, Jack accede a enfrentarse a ella abriendo una de sus tiendas frente a la de su rival.

        Tras conocerse, Anna y Jack llegan a la conclusión de que solo uno de ellos puede tener cabida en la zona comercial, así que hacen una puesta, cada uno usando sus armas: él tiene que conseguir que Anna se enamore de él, ella únicamente tiene que lograr que Jack acabe odiándola.

        ¿Quién de los dos ganará?



Opinión personal


         Anna y Jack son los protagonistas de esta historia que viene de la pluma de Silvia García Ruiz. Una vez más, esta escritora nos regala una novela muy divertida, con aire muy fresco que te hace reír sin parar.

            Anna es una joven que odia San Valentín, y no lo hace solo porque lo considere un invento de los centros comerciales, sino que tiene un motivo mucho más profundo. Nuestra protagonista nació el día de los enamorados y por eso nunca nadie se acuerda de felicitarla, cosa que le apena y cabrea a la vez. Sin embargo, ella prefiere no callarse lo que siente y comienza a hacer regalos especiales en ese día. El primero en recibirlo es su padre, quien después de abandonarla de pequeña solo le regala las sobras del día de los enamorados y Anna no está dispuesta a tragar con eso. Su solución, devolverle una caja de bombones pisoteada, pero parece que él no capta el mensaje.

            Anna sigue creciendo y su odio lo hace con ella, por lo que sus bromas también se van haciendo cada vez más pesadas. Tiempo después decide montar un negocio pero no consigue que ningún banco le financie su proyecto, hasta que topa con el prestigioso Donald Brisbane. Este claudica tras la insistencia de Anna y le dice que si el día de los enamorados consigue llevarle mil firmas a favor de su negocio le dará el crédito. Lo que no sabe el magnate de los negocios, es que Anna es capaz de todo por sacar adelante su sueño. Y no solo consigue que el afamado banquero le conceda el crédito, sino que es el destinatario del primer regalo de Love Dead.

            Varios regalos de Love Dead después, Donald está cansado de recibirlos y decide deshacerse de ella. En primer lugar lo intenta con su hijo mayor, pero tras el fracaso llama a su hijo Jack. Él tiene el mismo olfato que el banquero en cuanto a negocios se refiere y, además, es el dueño de una cadena de tiendas llamada Eros. ¿Qué vende Jack en Eros? Pues todo lo contrario a los servicios que ofrece Love Dead. Sin pensarlo Jack acepta el reto de su padre y se pone manos a la obra.

            En primer lugar, lo intenta todo por vía legal, es decir, visita la tienda de la chica y se aprovecha de las similitudes que esta tiene con la suya para demandarla y comenzar su guerra llevándola a la ruina. Poco tiempo después, empieza a montar una tienda de su cadena justo enfrente de la de Anna. Es entonces cuando ambos se conocen y empiezan a sacar sus armas para ganar una guerra, que en el fondo no es de ellos.

            Anna reta a Jack con una apuesta en la que si ella se enamora de él, Anna perderá la apuesta y dará su negocio a Jack, sin embargo, si Jack termina odiando a Anna, ella ganará la apuesta y será él quien desaparezca de su vida. Pero parece que nuestros protagonistas no se han dado cuenta de que quien juega con fuego se quema. Y ellos terminan quemándose y mucho. Pero… ¿sabrá Anna contra quién está jugando realmente? ¿Qué pasará cuando la chica descubra el gran secreto de Jack? ¿Quién de los dos ganará la famosa apuesta?

            Esta novela me ha encantado y reconozco que, a pesar, de que Jack al principio me parecía un poco moñas con su tienda dedicada a San Valentín, poco a poco me ha ido ganando. Y Anna, por su parte ha sido uno de los personajes con los que mejor me lo he pasado, además, de que sus bromas eran geniales. Otro de los personajes que más me ha gustado ha sido la entrañable Agnes, una ancianita que ayuda a Anna en su negocio y que es para comérsela. Esta es una novela muy fresca con la que te diviertes y consigues desconectar de todo. Una vez más mi felicitación para la autora.

Puntuación: 4/5

3 comentarios:

  1. Yo me divertí mucho leyendo esta historia. Fue la primera que leí de la autora, y desde entonces no me he dejado ninguna de sus novelas.

    Creo que es fresca, dinámica, en cierta forma original, está bien escrita y no defrauda. Yo la recomiendo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. hola,
    pues no me llamaba demasiado, pero parece que te ha gustado, asi que no lo descarto de momento

    gracias por la reseña y un besote

    ResponderEliminar
  3. He leído buenos comentarios de este libro, no descarto leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!