16 abr. 2020

Descubriendo más de... Tras el largo invierno (Paola C. Álvarez)


¡Hola soñadores!

Tras el largo invierno es la nueva novela de la autora Paola C. Álvarez.  ¿Queréis descubrir lo que  nos ha contado sobre ella? ¡Hay fragmento de la historia!

¿Os lo vais a perder?



1. Hola, Paola, ¿nerviosa ante el estreno de tu nueva novela?

    Es mi séptima novela, pero los nervios son los mismos que la primera vez. Creo que son inevitables. Esta novela significa mucho para mí, espero que tenga buena acogida.


2. ¿Qué vamos a encontrar en las páginas de "Tras el largo invierno"?

    Una historia de intriga en la que una mujer descubre que su padre le ha dejado un legado insospechado. Inquieta por averiguar la verdad sobre su muerte, lo deja todo y vuelve al lugar donde creció, a Dawson, el corazón del Yukón y de la búsqueda de oro, para hacerse con el control de una explotación minera. Como es lógico, su vuelta no le hará gracia a algunas personas.


3. Kate es su protagonista. ¿Con qué adjetivos nos la describirías?

    Es una mujer increíble, fuerte, valiente, que no se achanta ante nadie ni tiene miedo de enfrentarse a lo que sea mientras no sea a sus propios sentimientos. Esconde una fragilidad que muy pocos tienen derecho a ver. Esa mezcla de vulnerabilidad y fortaleza la hacen muy especial.


4. ¿Cómo es el protagonista masculino?

    ¡Un amor! Al principio, el regreso de Kate lo deja noqueado e intenta por todos los medios que no le afecte. Pero ella fue alguien muy importante para él y no se separaron en los mejores términos. Cuando comprende que sus sentimientos solo estuvieron dormidos, hace todo lo posible por reconquistar su corazón. Es paciente y algo gruñón, pero con un corazón enorme.


5. ¿Qué emociones nos harán sentir con su historia?

    Espero que el misterio que envuelve a la historia os enganche y atrape, que sintáis el miedo de Kate al fracaso y la incertidumbre de saber si conseguirá limpiar el apellido de su familia. Hay aventuras, asesinatos, amor, intriga… Creo que tiene todos los ingredientes para haceros disfrutar.


6. ¿Cuándo surgió la idea de crear este libro?

    Hace bastante tiempo. Un día, viendo el programa de televisión “La fiebre del oro”, pensé cómo sería si una mujer dirigiera una de esas explotaciones. Así surgió el germen de “Tras el largo invierno”. Apunté la idea en un cuaderno y ahí la dejé porque tenía otros proyectos, pero entré en un bucle muy gordo de bloqueo creativo y decidí empezar a documentarme. Averiguar tantas cosas y pasearme de forma virtual por el Yukón me devolvió las ganas de escribir de nuevo.


7. ¿Ha supuesto un reto escribirlo? ¿Qué parte te costó más crear?

   Llevaba meses sin escribir una palabra, me noté muy enquistada al principio. La mayor dificultad fue retomar una rutina, obligarme a escribir un poquito todos los días.

    De la novela, lo más complicado fue mantener un equilibrio entre el trabajo en una concesión minera, el nivel de intriga y la historia de amor. No quería que una parte pesara más que otra.


8. ¿Nos puedes deleitar con uno de tus fragmentos favoritos de la novela?

    Este trocito me gusta mucho, cuando Matt vuelve a ver a Kate después de quince años.

     Buena parte de los habitantes de Dawson se habían dado cita en el cementerio de St. Mary para el sepelio de Benjamin Strowman. Era un personaje bastante conocido entre los buscadores de oro de la región y no solía pasar desapercibido. Para algunos era un loco, para otros, un simple borracho; la verdad era más simple: fue un pobre diablo con mucha mala suerte.
Matt se subió la cremallera del chaquetón hasta el cuello y metió las manos en los bolsillos; había olvidado los guantes en casa y ahora se arrepentía. Sin un mísero rayo de sol que calentara el ambiente, el camposanto a esa hora de la tarde parecía un congelador. Había llegado de los primeros, pero se sentía incómodo y había decidido mantenerse alejado.
Se refugió cerca de los árboles y saludó con la cabeza a los conocidos que habían acudido más por morbo y curiosidad que por verdadero respeto; sintió rabia al reconocer a más de uno que había tratado a Ben como a un apestado, pero se obligó a controlarse y no montar una escena. Ben no se lo merecía ni Kate tampoco.
Cambió el peso de su cuerpo al otro pie y fijó la vista en el sencillo féretro de pino sintiendo un nudo en la garganta. Había fallado a Ben en más de un sentido y nunca podría perdonarse no haberlo acompañado aquella maldita noche a Indian Creek. Había intentado convencerlo de que se marchara a casa y que durmiera un poco, tenía aspecto de necesitarlo, y se convenció a sí mismo de que le haría caso cuando lo vio salir del bar. Sabía que no lo haría, pero prefirió ignorar la voz de su conciencia. Después de todo, aquello era Dawson, ¿qué podría pasarle?
Bajó la cabeza y reprimió las lágrimas. No era lo mismo saber que había muerto que ver descender su ataúd y afrontar la realidad; si él se sentía así, no podía imaginar cómo se sentía ella.
Volvió a buscarla con la mirada y los mismos nervios que lo habían obligado a esconderse alteraron su respiración. Otra vez. Ella seguía en el mismo sitio, junto al féretro y rodeada por el brazo izquierdo de Phil. Vestía unos pantalones negros y un abrigo acolchado del mismo color, se fijó en sus botas para la nieve, robustas y poco femeninas, y en que no llevaba guantes ni gorro; su pelo rubio estaba recogido en una coleta que dejaba su rostro despejado y acentuaba su palidez. No podía ver sus ojos desde la distancia en la que se encontraba, pero tenía las mejillas y la punta de la nariz algo enrojecidas. Apretó los puños cuando el deseo de abrazarla y consolarla lo abrumó; debía recordarse que ya no tenían veinte años y que ya no tenía ningún derecho, en realidad, nunca lo había tenido.


9. ¿Deseas contarnos algo más?

    Muchas gracias por ayudarme a que la historia de Kate llegue a más lectoras, es una novela de intriga, legados familiares y segundas oportunidades, celos, rencores y amor, por supuesto, con un argumento original y poco visto en romántica que espero que os guste y disfrutéis un montón.



¿Qué os ha parecido, chicos? ¿Tenéis ganas de saber más? Pues no esperéis más: haceos con la novela aquí. ¡Mucha suerte y gracias, Paola!


¡Besos infinitos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Esperamos encantadas vuestros comentarios siempre que sean hechos desde el respeto y la educación! ¡Gracias soñadores!
(Al comentar aceptas nuestra política de privacidad)